7 ERRORES DE UN ESCRITOR AL COMENZAR SU CARRERA

Más allá de las cuestiones referidas a los aspectos puramente técnicos, como pueden ser:

  • Diálogos inconexos y mal hilados
  • Deficiente presentación de los personajes
  • Nuestra trama no engancha al lector
  • Errores ortográficos o de puntuación

Existen otras cuestiones que son las que quiera traer hoy a mi blog para estrenar esta nueva sección.

Antes de nada, comentar que con seguridad puede haber (seguro que habrá) muchas más de las que yo voy a citar en este post, pero sin duda alguna, las que aquí recojo hoy son las más comunes y se repiten en todos los escritores cuando comenzamos, y puedo decirlo sin ningún miedo, porque algunas de ellas las he vivido yo en primera persona, por eso créeme se bien de lo que hablo ;P

En esta línea, una de las primeras cosas que observo es:

  • Empiezas con unas enormes ganas de comerte el mundo,pero sin organización. A los pocos días te irás desinflando como un globo. Es muy importante que te organices bien tu trabajo diario, porque querido amigo esto es un trabajo, uno que te gusta si, pero un trabajo que necesita para su éxito futuro de un orden.

Crea tu horario, diario, semanal, mensual y anual. Cuanto más planificado y preparado, mejor. Si tienes un blog dónde compartes tus escritos, organiza tus entradas y dile a tus lectores cuando lo compartirás con ellos. Crea tu público, y no le defraudes. Y si no lo tienes, el blog digo, ¿a qué esperas? Pero bueno este punto le dejamos porque en otra entrada os hablaré de esta necesidad.

Todo esto es muy importante para no acabar cayendo de plano en la tan temida procrastinación. Que reconozco que cuando escuché por primera vez esta palabra me sonó a chino, pero que según el DRAE:

procrastinar
(del latín procastinare)

Diferir, aplazar.

Y yo añado, dejarlo todo siempre para otro momento porque te has agobiado con tanto que tienes que hacer.

¿Solución?

Lo dicho antes. Planifica y organízate.

  • Sólo tienes tiempo para escribir. No para leer. ERROR.

Y de los gordos.

Va en consonancia con el apartado anterior, con la organización. Si te organizas, tienes tiempo para todo.

La lectura es la fuente de la que has de beber para inspirarte. Con ello vas a tener la posibilidad evitar la tan temida página (o folio) en blanco. Esa crisis en la que todos entramos alguna vez sin poder escribir una palabra.

Leyendo casi tanto como escribiendo, podrás encontrar ideas para tus personajes, tramas, climax, giros argumentales…

También podrás aprender de los errores de otros compañeros en entrevistas, blogs (como este caso) y demás, y te ayudan a avanzar en tu sueño de ser escritor.

Por otro lado, no significa que lo tengas que leer todo. Como dicen en www.taringa.net en su artículo 7 errores de un escritor; “si algo no te gusta, no te llega, no te llena o no te aporta, déjalo, tu tiempo vale la pena, no lo malgastes”.

  • Escucha a quien sabe. Este consejo se resume en una palabra: HUMILDAD. No pienses que lo sabes todo porque has decidido lanzarte a la aventura de crear tus propias historias porque, no es verdad. Desengáñate.

Siento ser tan duro contigo, pero a lo mejor no te has dado cuente de que no es suficiente que les guste lo que escribes a tu familia y amigos para ser un gran escritor.

logoCONTACTo

En sitios como:

  1. factoriadeautores.com
  2. escueladeescrituracreativa.com
  3. escueladeescritores.com
  4. isabelcanelles.net

Puedes encontrar consejos y ayuda. Leyendo a escritores consagrados, entrevistas…hay muchos y todos perfectamente válidos, pero hoy me voy a quedar con los consejos de Ray Bradbury traídos por universia en su portal www.noticias.universia.net.co

Y delos 11 consejos de los que habla, especialmente con dos:

  1. Escribe por diversión
  2. Olvídate de ganar dinero. Todos sabemos que hay que pagar facturas, pero esa presión, esa angustia, la ansiedad que te provoca, matará tu creatividad y no valdrá de nada.

 

  • No llevar siempre contigo un cuaderno o libreta para apuntar notas, o ideas que se te ocurren en cualquier momento.
google.images

google.images

Este punto es más importante de lo que piensas porque no sabes en qué momento puede llegar una buena idea, y si estás fuera de casa, ¿crees que lo recordarás al llegar?

Yo creo, bueno no, afirmo que NO.

Y esto nos acerca a otro consejo útil para mejorar dia a dia y aumentar tus posibilidades. Escribe todos los días. Todos.

Esto no significa que tengas que escribir mil o dos mil palabras. Escribe lo que te venga, y dónde quieras, a mano o en tu pc, pero escribe.

Como dice Alex G en su blog, www.inteligencianarrativa.com para esto es muy bueno crearse una rutina y un espacio dónde lo vas a hacer, porque tu cerebro asimilará de mejor manera que ese espacio y esa hora, es la de escribir.

Somos animales de costumbres, no lo olvides. ;P

  • Tener la estúpida idea de que ya lo sabes todo y no necesitas aprender nada más.

Aquí ya no sólo hablo de tu escritura, querido amigo/amiga, que ya te habrás dado cuenta de que te queda mucho por aprender, sino de cualquier aspecto que estés tratando en tus obras, y también por supuesto en la vida.

Fórmate, documéntate, llámalo como quieras, pero hazlo. Porque si no lo haces, aparte de estar quedando como un auténtico…cap…poco profesional, tus obras nunca tendrán el calado que deben, y tu carrera se desvanecerá y esfumará mucho antes de lo que pensabas.

En la red gozas de infinitas posibilidades, pero te aconsejaría que selecciones bien con quien vas a hacerlo. Asegúrate de que puede ayudarte su método, y los profesores con los que vas a trabajar. Puedes hacerlo de manera presencial u on line. Tu eliges.

Yo puedo recomendarte en este post dos, luego tu ya decides entre el abanico de posibilidades, como te he comentado antes:

images-21

  1. factoriadeautores.com
  2. escueladeescrituracreativa.com

Pero incluso si consideras que no puedes invertir unos pocos euros en tu formación (error muy común, y muy grave) seguro que la Concejalía de Cultura de tu municipio organiza cursos dónde poder acudir, y si no están a tu nivel (rebaja el orgullo) seguro que pueden montar alguno, y allí conocerás a gente estupenda con la que crecerás como autor.

  • No dejar a alguien de confianza que lea tus escritos antes de presentarlos o publicarlos.

“Me da vergüenza dejárselo leer a alguien”

Pues entonces no quieres ser escritor. Porque la esperanza de un escritor es que le lea el mayor número de personas posible. Al menos la mía, y la de aquellos con los que he podido hablar y leer, es esta.

En este punto, a priori no valen familiares y amigos que no tengan espíritu crítico para poder ayudarte a mejorar aquellos aspectos de tu obra que no se comprenden. Tendrán una gran voluntad de ayudar, y piensan que con esa crítica light, descafeinada, te ayudan, pero lo cierto es que no es así. Y tu lo sabes.

Para este punto te puedes apoyar y contactar en internet, con verdaderos expertos en estas cuestiones como pueden ser:

MAvHDtZG                  www.lectorcero.com

Créeme, no es ninguna tontería, y te ofrecerán puntos de vista que no hubieras tenido en cuenta de no hacerlo.

  • Y finalmente, para este artículo porque haber más puntos a tratar es como las meigas “hailos”. La idea de que ahora que me ha venido la inspiración sigo escribiendo hasta que explote y reviente por algún lado, por si esta inspiración no regresa.

A ver, calma. La inspiración, musas, lo que sea si es que quieres hablar de este tema como algo importante para la creación literaria, siempre regresa. Lo que no regresa tan fácil si es que se va, es la salud.

No debemos confundir, tesón, perseverancia y esfuerzo, con locura para no descansar las horas que debemos y cuándo debemos.

Duerme las horas que debes, haz tus pequeños parones entre hora y hora. Haz deporte, pasea, oxigénate, no te aísles del mundo, porque te nutres de él.

No descansar adecuadamente sólo te llevará a la idea de querer abandonar más tarde o más temprano.

 

¡Ya ves! Para comenzar, ¿no está mal, verdad?

Un resumen de lo dicho anteriormente.

  1. Planifica.
  2. Lee.
  3. Escucha y haz caso a quien sabe.
  4. Lleva siempre contigo una libreta para apuntar tus ideas.
  5. Fórmate.
  6. Consigue un Lector Cero.
  7. Descansa.

 

Y por supuesto, siempre puedes regresar a este blog dónde comparto contigo todas mis experiencias en el mundo de la literatura, lo que yo aprendo, y lo que me sucede en primera persona.

Espero que este post te haya ayudado. Me encantará saber de qué manera lo ha hecho ¿qué te parece si me dejas tu opinión en los comentarios?

Y si piensas que puede ayudar a otra persona, compártelo en tus redes.

 

¡Es gratis!

😉

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
2 Comentarios
  • Exequiel
    Publicado a las 09:23h, 04 septiembre Responder

    Empezar es muy desgastante. Iniciar con seriedad un proyecto de escritura me está costando, se que es hasta encontrar el equilibrio entre la familia, el trabajo oficial y la lectura. Por eso empecé con mi blog, me dije que todo lo que leyese lo iba a reseñar, como una bitácora de mis lecturas así también como un proceso para cambiar el hábito de mi escritura.

    Son muy buenos tus consejos, parecen simples pero muchas veces a uno que recién empieza no se le pasan por la cabeza. El tema de anotar las ideas es lo principal, perder ese toque de originalidad que se te pasó por la cabeza… ¡Un dolor no poder recordarlo!

    Pronto me pondré al tanto con tu Blog, ¡está muy interesante! Nos estamos leyendo. ^^

    • Jose Carlos
      Publicado a las 06:23h, 07 septiembre Responder

      Hola Exequiel. Bienvenido.
      Los comienzos son muy complicados en general para todo el mundo, porque iniciar algo desde cero, cuesta, cuesta mucho. No se ven resultados a corto plazo, y todos venimos de algo ya iniciado que da su rendimiento, por tanto las comparaciones siempre son odiosas. En el caso de la escritura es muy difícil, porque es el objeto más sencillo de la procrastinación. La familia, normalmente no lo entiende, nos tildan de locos soñadores y a veces consiguen que nos boicoteemos. Hay que intentar hacerles ver que es nuestro sueño, y es lo que queremos de verdad. Yo me levantaba muy temprano para poder escribir una o dos horas antes de marchar a mi trabajo, y cuando regresaba por la tarde dedicaba de lunes a viernes otra hora u hora y media a repasar y reescribir lo que tenía. Así conseguí tener material para poder alimentar mi blog y mis proyectos.
      En tu caso, es una muy buena idea reseñar aquellas cosas que leas. Lo primero porque si es lo que te gusta, te obligas a leer un determinado número de libros, que es primordial como hemos visto en el post, para un escritor. Y lo segundo porque como bien dices, escribes de forma regular.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Me alegro que nos vayamos a seguir leyendo, es un placer. No dudes en ponerte en contacto conmigo cuando lo necesites.
      Saludos.

Publicar un comentario