¿ALGUIEN SABE QUÉ SIGNIFICAN LOS SUEÑOS? SUEÑOS FUGIT

Como si de un personaje de novela de ciencia ficción se tratara, apareció de repente en una de las calle empedradas y blancas del pueblo de su madre.

La casa familiar, donde había pasado algunos veranos en la infancia, ya no estaba.

Su primo mayor, aquel que le acompañó en las risas y los juegos de quien explora la vida por vez primera, el que le levó de la mano por los amores juveniles, los besos a escondidas con chicas del pueblo, aquel con el que sin saber muy bien cómo ni por qué acabó peleado por las herencias familiares  de sus padres, se la compró a su abuela dos semanas antes de que esta muriera para derruirla y construir una enorme casa de recreo con salida a dos calles.

El sol resaltaba sus ropas blancas bajo las que el pecho palpitaba confuso ante la expectación que suponía encontrarse allí de nuevo.

El resto de sus primos, sostenían en la mano columnas de humo que dibujaban calaveras en el aire alrededor de sus cuerpos, hablando entre ellos en la puerta de entrada. Callaron de forma súbita al verle aparecer.

google images

google images

Sus tíos le besaron invitándole a pasar, el desconcierto iba en aumento, el silencio casi podía masticarse a pesar de que todo le indicaba a su alrededor un gran bullicio de conversaciones.

  •    ¿Qué pasa? –atinó a preguntar.
  •    ¿No lo sabes? Jose se muere –le contestó su madre de repente, provocando un gesto de contrariedad en su rostro.

Precipitado, deambuló por el interior de la casa buscando la habitación donde se suponía que debía estar aquel compañero antiguo, aquel confidente familiar, aquel amigo, en una casa completamente desconocida ya para él.

Cogió el picaporte temeroso y lo giró, con los ojos al borde las lágrimas y penetró en el interior. Una corte de plañideras encabezada por la madre de su primo y escoltada por su abuela y tías fallecidas, le invitaron a pasar.

Sus ojos en ese momento eran ya un mar de lágrimas imposibles de contener.

El cuerpo envuelto entre sábanas, rodeado de cables y conectado a una máquina que medía su frecuencia cardíaca se giró al ser consciente de su presencia.

  •     Primo, ¿eres tú? –preguntó incrédulo.
  •     ¡Has venido, al final has venido! –gritó incorporándose de la cama con dificultad, tornando la cara macilenta en una resplandeciente sonrisa. Una sonrisa que acabó por derrumbarle al percatarse de que esa cara, era la cara de su primo de la infancia. Y esa sonrisa, la muestra de que nada había cambiado entre los dos, aunque todo hubiese cambiado.
google images

google images

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
5 Comentarios
  • cynthiagrlx
    Publicado a las 13:48h, 08 Abril Responder

    La vida es como un viaje en un barco, donde uno no tiene el control total del destino. Un poco de historia maravillosamente escrita de un momento triste o es? Supongo que todo depende de cómo se mire. Gracias por compartir Jose Carlos

    • cynthiagrlx
      Publicado a las 13:53h, 08 Abril Responder

      J.C. Sanches mis disculpas, copió el nombre equivocado

    • Jose Carlos
      Publicado a las 18:26h, 08 Abril Responder

      Tienes razón en una parte querida Cindy, y es que todo depende de cómo se mire. Eso es lo más bonito de todo, las múltiples formas de ver un mismo todo que tienen los pequeños detalles de la vida.
      Quizá un pequeño punto de disensión en cuanto a lo de no tener el control total del destino. El gran anhelo de los hombres, el control, ¿por qué hemos de controlar todo? y más aún, el destino, si depende de alguna manera de nuestra actitud ante las pruebas que el día a día nos pone. El azar no tiene nada que ver con las decisiones que nosotros adoptamos.
      Cuando aprendemos a asumir nuestras responsabilidades todo fluye con un mayor sentido. Todo cobra un grado de cognoscimiento que antes no tenía.
      Muchas gracias por comentar y por tus aportaciones siempre tan lúcidas. 🙂
      Un abrazo.

  • Paula
    Publicado a las 01:05h, 09 Abril Responder

    It seems to me that in some respects, the greater that things change, the more that they are inclined to remain the same. Thank you for sharing this story, Jose Carlos.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 08:32h, 12 Abril Responder

      Hi Paula, thanks for commenting . You’re right in some ways , we seek the reasons for the changes. But when we find the reasons for them , our lack of courage to face them , leads us to keep doing things to be almost equal.
      What a pitty! from my point of view.
      Good Sunday,;)

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]