Cartas de amor en un San Valentín que no ha llegado

 

En otra entrada anterior, hablé de lo que suponía para el genero epistolar la llegada de las nuevas tecnologías. Dejamos una muestra de lo que podía ser una carta al ser amado.

En esta entrada traigo otra muestra, teniendo en cuenta la proximidad de San Valentín, buscando precisamente animar a todos los que aun no lo hayáis hecho a escribir una carta a vuestro ser amado, cartas de amor en un San Valentín que aun no está aquí,¡hay tiempo!. No valen excusas, podéis utilizar perfectamente esta como modelo, y cambiar algunas cosas que el propio pecho os dicte, sin miedo a expresarlo.

No hay nada más bonito que decirle a alguien lo mucho que le amas, y además de una manera, trabajada, como es con la literatura.

Hermosa Aliena

¿Qué profundo y entumecido enmohecimiento te permite errar en este tiempo desapacible tan lejos de mi tacto?

¿por qué siendo continente de tan amados contenidos se aleja tu sonrisa fértil, de mi barbechada figura?

¿sea quizá, por mi desgastada desventura? ¿o puede que sea pus por mi falta de argumento? ¿o que no tenga ya mi discurso, palabra de sustento a la irremediable pieza que se aprieta a la raíz de la alegría, para abrumarla de descontento?

Tenga cada uno de estos comportamientos en su base todos mis parabienes, por estar justificados en su recio aparecer.

Más yo te espero.

Y es duro esperar sentado como espero, a que pase este tiempo de tristezas grises derramadas sobre el suelo.

Mi tierna Aliena, no hay palabra que al abalanzar sobre la gris cascada en la que brota, guarde un amargo resquemor al tiempo que ahora se pasa en aquista locura intransitable.

Mas bien, a la inversa, pues no hay pensamiento por impuro que este sea, que reste un ápice de pureza a tu hidalguía respetuosa con la huella de las estaciones venideras y venidas, vencidas por el romo peso de la evidencia insostenible de un andar ufano en su belleza acompañada.

Mientras mi sonrisa, aun anulada, se apacenta de suspiros y optimistas pensamientos, de doctrinas acercadas a la mente futurible desde la palabra impertérrita al paso de los días, custodio cancionero de actualidades disfrazadas ante el ensoñado tercio de cantares ufanos recordados a quedas distancias de la realidad desasistida.

¿Pero en esta irrealidad la realidad se difumina? ¿pueden tus pasos dirigir los besos errantes del amor profundo, al erial en el que el claustro eremita de mi pecho se acomoda?

Cuan confuso hasta mi se presenta este día a día ahora que tan sólo se contempla con ruindad el paso de las horas.

Cuando la distancia parece acercarse con el sonido de la naturaleza estival nocturna, cuando el único sonido que acecha al silencio de mis mañanas es el de la noche que porta tus noticias, y sin embargo mis brazos no te anidan.

Y tu vientre crece sin mi compaña. Sin la congoja natural de quien espera impaciente que el fruto sustituya a la semilla en u campo cuajado hoy de mil envidias traicioneras, o quizá es mi mente la traicionada en esta empresa creyendo lo increíble a manos llenas, disfrazando de verdad lo apenas sucedido, faltando al proverbial acento de lo dicho, y sofocando el sufrimiento en apuestos fuegos. 

¿Ves, entonces, a qué debe mirar mi razón tan hondo desconsuelo?

¡Qué solos penas mis pasos por esta incomprensible senda!

¡qué oscuro camino en el que debo principiarme!

Y tu voz es el único recuerdo que me asiste impenitente en el exilio, acercando el vívido fuego de tus ojos maternales a mi absolución humana, recostada en el sillón de la alegría desmadejada de la moral utópica, de la razón insana, acomodad en su criterio firme de amante esposa, de prudencial oyente y filosofal cariño en celestial figura y receptáculo de dones áureos en el momento elegido de la vida.

cartas de amor www.photopin.com

cartas de amor
www.photopin.com

Si te ha gustado puedes compartirlo, no te cortes, o incluso puedes dejarme un comentario si no te ha gustado.

O a lo mejor quieres que hablemos y que te asesore personalmente para confeccionarle una a tu pareja ahora que llega S. Valentín…piénsalo y me lo cuentas ¿de acuerdo?

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
Sin comentarios

Publicar un comentario