DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Os dejo mi propia declaración de intenciones, un deseo lanzado al aire frío, esperando encontrar una respuesta sobre el eco de la nada.

A veces el sonido del silencio trae respuestas sorprendente a preguntas con respuestas claras.

 

ESCRIBIR ETERNAMENTE

Quiero escribir,

escribir eternamente,

vivir en un mundo

empapado de letras

imbuido de versos

que nublen la ceguera

de la vida que transcurre

liviana, ajena a la pasión

que hierve y pena

en el corazón inmortal,

de quien medra

cuando escribe osado

desafiando leyes apartadas

por el regir perenne

de los destinos de la sangre.

Quiero sentirme vivo,

mientras muero

a cada estrofa,

con el imborrable gesto

que ello provoca en el rostro.

El placer satisfecho

en una rima sin tino,

que baña la belleza

hecha lirio o amapola

en unos ojos dulces

vestidos de mar,

o sumergidos en noche

de brillantes pavesas.

Quiero enloquecerme,

embrutecerme, envilecerme,

descarnarme, desgarrarme

en cada acento,

ser coma, impás, punto

certero que asaete suspiros

embellecidos en la imagen

desconocida de un altar,

que espera divinizado

el resultado impropio

de una vivencia

robada al desatino.

Quiero ahogarme en un tintero,

recitando mi pálpito rasgado,

encontrando la voz de quien lee

ahora, los versos de un enamorado,

y ser la lágrima que resbala

esquiva, en este instante por su cara.

Pues si eso sientes, anónimo que escuchas,

yo, anónimo que hablo, estaré vivo.

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
5 Comentarios
  • Alejandra Sanders
    Publicado a las 17:08h, 03 Marzo Responder

    Yo también quiero ahogarme en un tintero. Muy bonito poema y tu sentir.
    Abrazo!!

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:46h, 04 Marzo Responder

      Hola Ale.
      Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que ya lo haces. No tanto ahogarte como derramarte dentro de él, salir y escurrirte por esos folios que emborronamos para crear las historias que creamos.
      Un abrazo.

  • cynthiagrlx
    Publicado a las 04:06h, 04 Marzo Responder

    There are at least four parties to the deeds of the poet: The Eternal Writer; his muse; the paper; and the air.

    The poet writes for his muse and others come in second, or fourth, or maybe fifth because of the writer’s need to write and to place himself on his own verse.

    The inkwell is always full regardless of which pen is used.

    Thank you for sharing J.C. Sanchez

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:43h, 04 Marzo Responder

      Hi Cindy. Thanks again for your comments.
      I’m completely agree with you with the four parties to the deeds of the poet. Today, it’s so difficult look for an internal vision of ourselves. We have to look inside, have a clear idea about what are we doing here, what we wanted, and what we needed…Not ever easy. The poet is always dreaming, is always looking for a better world, for great love, for a perfect history, for a perfect idea of himself, for the best composition, for the best music in his own mind…Sometimes i think that we live in a cloud, and it’s impossible get to have all of this.
      I think that…it’s the reason why i write.
      Besos y abrazos 😉

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:43h, 04 Marzo Responder

      Hi Cindy. Thanks again for your comments.
      I’m completely agree with you with the four parties to the deeds of the poet. Today, it’s so difficult look for an internal vision of ourselves. We have to look inside, have a clear idea about what are we doing here, what we wanted, and what we needed…Not ever easy. The poet is always dreaming, is always looking for a better world, for great love, for a perfect history, for a perfect idea of himself, for the best composition, for the best music in his own mind…Sometimes i think that we live in a cloud, and it’s impossible get to have all of this.
      I think that…it’s the reason why i write.
      Besos y abrazos 😉

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]