COMO ESCRIBIR TRES VECES MÁS RAPIDO, CON LA TÉCNICA DEL COPO DE NIEVE

Como te he comentado en otras entradas, mi idea en este blog es traerte mis experiencias en el mundo de la literatura y mi forma de trabajar, con la intención de que te sirva a ti.

Por lo tanto y si recuerdas, hemos hablado de ideas para empezar a escribir, hemos hablado también de técnicas para promocionarte en las redes y crear tu propia comunidad. Y teniendo en cuenta esto también te he dado mis claves y programas para no perder el tiempo, no procrastinar, esta palabra que tan de moda está últimamente.

Pero sin perder de vista los objetivos de este blog hoy te voy a hablar de PLANIFICACIÓN.

“¡Oh, qué poco original J.C!”

Habrás escuchado lo de la brújula y el mapa como doce millones de veces, vez arriba, vez abajo… No te lleves las manos a la cabeza no te voy a hablar de ello.

Pero hay muchas maneras de utilizar el mapa, de eso no te han hablado tanto, ¿cierto?

Pues hoy te traigo la Técnica de Planificación del Copo de Nieve.

¿Cómo se te queda el cuerpo?

“Bueno, pero de esta técnica ya nos han hablado, no es nuevo”.

Sí, pero yo te diré algunas cosas más. Y no será tampoco de la única técnica de la que te hable.

He escuchado a mucha gente que escribe que dice que no necesita planificar sino que va escribiendo según le viene a la cabeza.

No es criticable, pero:

¿Te has parado a pensar en alguna ocasión lo rápido que podrías escribir si tuvieras el trabajo previo hecho?

Te puedo decir que ahorras entre un 60 y un 70% del tiempo al escribir tu novela, si previamente la tienes planificada.

Dicho lo cual, no te voy a dar más la brasa con estas cosas y paso a hablarte de esta técnica.

Puedes encontrar más información sobre este método en la publicación de autoayuda: How to write a novel: The snowflake method. (Cómo escribir una novela: el método del copo de nieve) de Randy Ingermarson.

Se llama copo de nieve porque sigue la estructura del mismo. Al final de este artículo te dejaré una infografía y vas a poder ver lo que te digo.

Espacio y tiempo

Tranquilo que no te vas a perder por el espacio infinito, todo lo más que puede pasar es que se abra alguna puerta espacio tiempo. Agárrate bien a la silla del escritorio y ya está.

1º PASO.- Tómate el tiempo necesario para resumir en una frase toda tu novela. Parece sencillo, pero si eres escritor sabrás que una de las cosas que más nos cuesta es cuando alguien nos pide que le resumamos en dos líneas nuestra novela. Hacer una sinopsis, por ejemplo, es un auténtico calvario aunque de eso también te hablé en su momento aquí.

Este será el primer triángulo, el primer vértice desde el que partirás.

Esa frase será clave el día de mañana para cuando tengas que dirigirte a una editorial para que publique tu novela, o a un agente para que la promocione por ejemplo. Esa primera frase potente, directa, cargada de contenido y resumiendo la esencia de tu novela, será la mejor carta de presentación.

Los consejos que se ofrecen son:

1.    No uses los nombres de tus personajes. Se te va el espacio en el momento que uses dos. Por lo tanto, céntrate.

2.    Hay quien dice (el libro del que he hablado al principio también) que no más de quince palabras. A mí se me antoja muy difícil, por lo que solo te voy a decir que seas breve, una frase corta ponle tú el freno.

3.    Mira las descripciones de este tipo que otros profesionales pueden haber hecho anteriormente en publicaciones, en periódicos, o en revistas especializadas. Es el mejor ejemplo que puedes tener para copiar el estilo.

4.    Intenta relacionar la trama principal, con el resto de tramas secundarias que tienes pensadas.

2º PASO.- Tómate un tiempo y deja reposar la frase. Después regresa a ella y la vas a ampliar, vamos a intentar construir una especie de sinopsis corta. Un párrafo en el que reflejaremos inicio, nudo y desenlace. Así tal cual. Este es el segundo vértice del triangulo que incorporamos al primero.

El párrafo no debería tener más de ocho o nueve frases. Tres por cada una de las partes que hemos mencionado con anterioridad. Si hemos de reducir, lo hacemos de la primera, le concedemos más espacio al nudo, y finalizamos con un desenlace compensado.

3º PASO.- En el siguiente triángulo, vas a empezar a hablar del conflicto de tu novela y de los personajes. Así, sin anestesia ni nada. De los personajes no hemos hablado aún como se debe en este blog, pero no te preocupes que lo haremos. Hice algunos apuntes al respecto, pero en cuanto a lo que tiene que ver con su planificación no. Bien, pues aquí los creamos de cero:

·      Les pones un nombre

·      Le haces una pequeña biografía que te indique por dónde pueden ir sus motivaciones.

·      Hablas de lo qué pretende, lo que busca y sobre todo por qué.

·      El conflicto. Qué le impide a tu personaje llegar a conseguir eso que pretende.

·      Un esbozo de la evolución que sufrirá a lo largo de la novela (si es que tiene que sufrirla, porque a lo mejor no tiene por qué). Que le hará cambiar, entender, aprender…

·      Resumen de lo que le va a ocurrir en tu novela al personaje.

4º PASO.- Vamos avanzando en nuestra planificación. Aquí te aviso que casi con seguridad habrás invertido algunos días en llegar a este punto. No pasa nada, está muy bien. A lo mejor algunos compañeros te dicen que llegan a este en el primer día. Cada uno sigue su ritmo no tenemos que competir con nadie, simplemente hacer avanzar el embrión inicial de nuestra idea, hasta lo que será la novela finalmente. En este triángulo lo que vamos a trabajar es la ampliación del punto segundo. Resumimos nuestra historia, con todo lo que llevamos en un máximo de cuatro folios. Si es más tampoco te vayas a poner a darte de latigazos, no te preocupes.

Tampoco te pongas a tirarte de los pelos si aquello que tenías pensado en un comienzo se quedó en el limbo de los justos, porque lo normal es que así suceda. ¿Por qué? Pues porque con total seguridad en el paso anterior, con los personajes y los conflictos habrás descubierto que algunas de las cosas que pensabas, no te valen, y han aparecido otras que son mejores. Es bueno porque estás enriqueciendo tu historia y tus escenas. Además para eso sirve lo que estamos haciendo para que si hay que cambiar algo, lo hagas ahora, no cuando lleves escritas 300 páginas y tengas que borrar la mitad (vaya gracia ¿verdad? Pues si te cuento lo que me pasó a mi con mi novela, no lo creerías).

planificación

Imaginate que además las estabas escribiendo a mano, todo ese cuaderno para servir de inspiración para otras cosas.

5º PASO.- Un vértice más y aquí nos centramos en el escenario. Dónde ocurren los hechos que estamos contando. ¿Vamos a tener más de un escenario? ¿A qué responde esta necesidad? ¿Tenemos toda la información de estos lugares para utilizarlo en nuestras descripciones? ¿Le afectan los mismos a nuestros personajes? Imagina por ejemplo que uno de tus personajes es alérgico al olivo, pues situarlo en mitad de la floración del mismo en pleno Jaén, igual no es la mejor de las ideas.

6º PASO.- Has llegado hasta aquí, y a lo mejor han pasado ya algo más de cuatro semanas. ¿Cuándo me voy a poner a escribir? Tranquilo, no tengas ansiedad, que eso es muy malo y acabas en el psiquiatra hablando de por qué no has terminado de escribir tu novela ya. (A mi no me ha pasado me han contado que le sucedió a un amigo…) Nos centramos ahora con las tramas secundarias y los hilos argumentales del resto de personajes, no los principales, para quienes con seguridad ya tienes todo atado y bien atado. Vamos a hacer un resumen de un folio como máximo de las distintas tramas secundarias que se van a ir cruzando con la principal y le da ritmo. Una cosa, “más no siempre es mejor” Advertido quedas.

7º PASO.- Tu historia ya tiene un sentido bastante interesante y ha cogido cuerpo. Bien. Tenemos a los personajes, el escenario, la trama principal y las secundarias, el pasado de nuestros personajes y sus conflictos internos. Vale, antes de ponerte a escribir vamos a hacer nuestro desarrollo de escenas de manera lineal. Esto viene a responder a la cuestión de ¿cómo vamos a contar lo que queremos contar y en qué momento? El autor del manual que te decía al principio comenta que sería bueno utilizar una tabla de Excel u otro programa para hacer un escalado de escenas. A mí personalmente esta idea no me gusta. Yo algunas veces hago como los guionistas de cine, me pongo viñetas, y sitúo la escena, los personajes y el escenario. Lo hago avanzar y lo coloco por capítulos. Aunque si te soy sincero, ahora lo que más utilizo es el programa Scrivener que te da la posibilidad de colocar tus escenas capítulo por capítulo. Define cada escena con una frase, no más. Así las tienes ordenadas cronológicamente en cada capítulo y no te tienes que volver la cabeza loca. En otro post os hablaré de este programa pero de momento ¿qué te parecería un tutorial para aprender a utilizarlo? ¿Me lo dices en los comentarios?

8º PASO.- Ya tienes tu primer borrador. Bien. Muy bien. Seguimos avanzando, pero aún no hemos terminado. Ahora tenemos que empezar a narrar nuestra historia ampliando la línea que hemos puesto para cada una de las escenas. Empezamos a esbozar lo que van a ser los diálogos en cada escena y el conflicto que van a tratar. Cada uno de nuestros capítulos llegará a tener un total de una o dos páginas (en este borrador, por supuesto después lo desarrollaremos).

9º PASO.- Revisa tu borrador. Por supuesto, no podía faltar este punto de las eternas revisiones. Y sí, es necesario. Porque según vayas haciéndolo se te pueden ocurrir algunas cosas: ampliar alguna escena, quitarla, que sean otros personajes los que intervengan, que no intervengan, que no haya diálogo en esa escena. Lo que sea. Por eso, es bueno que anotes esas ideas en cada uno de los capítulos para que cuando tengas que empezar a escribir lo tengas claro y lo puedas desarrollar.

10º PASO.- Ya tenemos nuestro borrador definitivo, por lo que, ahora sí, ya estamos listos para sentarnos y empezar a escribir. Con total certeza, cuando estés escribiendo cada una de las escenas que has planificado para sacara delante los conflictos de tu obra te surgirán otras cuestiones porque, aunque vas a ir tecleando a más velocidad de la que estás acostumbrado porque no tienes que parar a pensar tanto en lo que vas a decir, a lo mejor no has desgranado con total detalle el lugar en el que iban a esconder la prueba necesaria para incriminar a tu personaje principal en el asesinato que da pié a la trama principal de la novela, por poner un ejemplo. O el motivo por el que el elefante rosa, era rosa y no azul…por poner otro.

Como te he dicho al principio, el Copo de Nieve es un método de planificación, pero hay más. En las siguientes entregas intentaré ir descubriéndote los que conozco y he utilizado para que tú también puedas decidir con cual de ellos te encuentras más cómodo. Después de todo, escribir rápido está muy bien, pero lo más importante es hacerlo con la calidad suficiente. Mima tu historia, cuida el más mínimo detalle, estúdialo, protégelo con celo. Sólo así tendrás una buena novela en ciernes. 

Ana Bolox en el blog de Jaume Vicent también habló de él, por ponerte un ejemplo. 

Esta es la infografia de la que te he hablado al principio. Espero que te resulte útil. 

infografia realizada por j.c.sanchez explicando el método del copo de nieve.

infografia realizada por j.c.sanchez explicando el método del copo de nieve.

¿Qué te parece? ¿Vas a usarlo en tu próxima novela? ¿Qué dificultades le ves?

Tienes el espacio de los comentarios para decirme o preguntarme lo que desees, y además así con ello me ayudas a ayudarte. Si además de eso, lo compartes en tus redes sociales, ya me harías inmensamente feliz. 😉

 

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
3 Comentarios

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]