ESTRATEGIA PARA QUE LA SINOPSIS NO HAGA DE TU NOVELA UN FRACASO

Ha sido llegar el frío y no sé tú, pero en mi entorno todo el mundo ha empezado a utilizar el pañuelo y a toser. Claro yo no iba a ser menos.

Aún así, hoy he decidido hacerme fuerte y terminar esta entrada que te tenía prometida para el día de ayer. Ni la fiebre, ni los mocos me van a alejar de mi compromiso contigo.

Hoy os hablo de la SINOPSIS.

¿Qué dice el DRAE de ella?

sinopsis.

(Del lat. synopsis, y este del gr. σύνοψις; de σύν, con, y ὄψις, vista).

 

  1. f. Disposición gráfica que muestra o representa cosas relacionadas entre sí, facilitando su visión conjunta.

  2. f. Exposición general de una materia o asunto, presentados en sus líneas esenciales.

  3. f. Sumario o resumen.

Bien. Y yo completo la información con otra más sencilla; sinopsis podría sustituirse por “de un vistazo”.

¿Por qué?

Porque va a ser la acción que vas a tener para poder convencer a un posible lector de que compre tu novela, si este mundo es así de cruel.

Podemos distinguir dos tipos de sinopsis en el mundo de la literatura:

  1. El breve resumen que hacemos para la contraportada de nuestra novela.
  2. El resumen que hacemos para “vender” nuestra novela a agentes, editores, concursos…
    joven leyendo contraportada

    www.pixabay.com

ESA MALDITA MOSCA REVOLOTEANDO DELANTE DE TU CARA

Eso es gráficamente para un escritor una sinopsis, una mosca cojo…Tienes que resumir, de manera atractiva horas y horas de trabajo, entre 50.000 y 80.000 palabras en apenas un folio.

Bueno, aquí hay diferencias de criterio. Nos encontramos desde las recomendaciones de escritores como Teo Palacios que hablan de unas 250 palabras de máximo en la sinopsis hasta las 1000 o 700, según el caso, de las que habla Jaume Vicent.

Yo creo que el termino medio podría ser la virtud, es decir unas 600 o 650 palabras, aproximadamente tres o cuatro párrafos, no más. Esto si hablamos del famoso “teaser” (la sinopsis de la contraportada).

Aquí me detengo un segundo para hacer una reflexión que seguro te resulta interesante con respecto a esta palabra. Es un anglicismo (ya eso ya lo veo no me dices nada nuevo JC. Un segundo jeje) que viene a significar algo así como generar intriga, despertar interés, aumentar una cierta expectación que es lo que nosotros queremos generar en el lector y que con ello acabe comprando nuestro libro que es el objetivo final. Estas sensaciones se utilizan mucho en publicidad, por tanto, debemos captar con nuestra contraportada en esos escasos segundos que el potencial lector va a tener nuestra novela en las manos todo su interés por nuestra historia.

LA CONTRAPORTADA DEL EXITO

Aquí tenemos poco tiempo debemos ser claros, directos, sencillos y decirle al lector el Qué, Cuándo, Dónde, Quién y Por qué de nuestra novela. Es decir:

  • Época en la que se desarrolla la acción
  • Dónde se desarrolla la acción
  • Quién o quienes son los protagonistas y el antagonista
  • Trama principal o conflicto de los mismos
  • Por qué de esa trama

Otro punto fundamental, aquí no se te ocurra hablarles del final de tu novela. No metas el cuezo con esto porque sino

¿para qué te van a comprar la novela?

Si ya has un hecho un pedazo de “spoiler” estupendo de la misma.

Aquí tienes poco tiempo, debes ir al grano rápido. Debemos apelar a las emociones de las personas para generar ese interés que derive en la consecución de la compra de tu libro, no olvides que es lo que buscamos finalmente. No deja de ser una buena labor de copywriting: utilizar las emociones en frases cortas para llegar al lector.

Y muy importante, por eso te decía que debemos actuar como en un juego erótico, insinuar, pero no enseñarlo todo. Al lector hay que dejarle con la miel en los labios, que tenga ganas de seguir leyendo y conociendo la historia que narras en el interior.

Una primera frase impactante de puede hacer ganar muchos puntos. Veamos un ejemplo.

EJEMPLO DE SINOPSIS

Comprado a una prostituta siendo un recién nacido en el Londres victoriano.

La vida era plácida y sencilla para Will Travis. No imaginaba que los malos negocios de su padre y la ambición del Mr. Larrighan le alejarían de su cuento de hadas.

El suicidio de su padre en la cárcel en la que estaba recluido por las deudas acumuladas, la violación de su madre, los malos tratos y su reclusión en un Colegio para chicos harán de Will un joven introvertido y lleno de odio.

Cruzar su camino con el pícaro y seductor dandie Allister Crown, le dará la oportunidad de recuperar su vida, su casa y el negocio familiar. Pero ¿a que precio?

Una historia de intrigas, engaños, traiciones y ambición desmedida.

Una historia de superación y búsqueda de los orígenes.

Una historia de pícaros honorables y de nobles sin honor.

Una historia de personas, en la contradictoria Inglaterra del siglo XIX.

Un paseo por las emociones humanas de principio a fin.

Poniendo un ejemplo cinematográfico, la sinopsis debería ser como el tráiler de una película. Lo que sucede, es que a día de hoy, ya podemos hacer booktrailers (un día de estos te cuento cómo, es muy divertido) que de una forma muy rápida le dan una idea al lector de lo que se puede encontrar en la novela. Y además, los trailers de hoy en día son como cortometrajes, esa idea de ser directos y no contar mucho…no pega con ellos. Te lo sueltan casi todo. La mayor parte de las veces no te hace falta ir a ver la película por que ya te lo han contado todo.

En el ejemplo anterior has podido ver:

  • Cuándo: Siglo XIX, época victoriana.
  • Dónde: Londres, Inglaterra.
  • Quién: Will Travis (protagonista), Mr. Larrighan (antagonista), Allister Crown (ayudante de protagonista)
  • Qué: Una historia de superación y búsqueda de los orígenes del protagonista.
  • Por qué: La familia de Will, cae en desgracia por las deudas y el fracaso de los negocios familiares de su padre. Desde ahí se precipitan los acontecimientos.

¿QUÉ DIFERENCIA HAY CON LA SINOPSIS PARA LAS EDITORIALES?

En el segundo caso, que es el de las editoriales, agentes, concursos y demás, las cosas son un tanto diferentes.

En una de sus entradas antiguas, Gabriella Campbell nos habla de los motivos que llevan a un editor a elegir una obra u otra.

La excesiva carga de trabajo, los originales amontonados sin leer encima de la mesa…provocan que de alguna manera un resumen de la obra ayuden a decidir si se quedan con un ejemplar y apuestan por él o no.

www.pixabay.com

www.pixabay.com

¿Es importante entonces una buena sinopsis o no?

Pues si. Ya te lo había dicho.

De ella dependerá que apuesten por ti. El objetivo sigue siendo vender, pero en este caso, es vender tu obra al profesional que va a apostar por ella para promocionarla y ayudarte a llegar al público.

¿Qué diferencias hay con la anterior?

Fundamentalmente la extensión.

En este caso tenemos algo más de espacio. Podemos extendernos un poco más. Tampoco nos pasemos ¿eh? Que te conozco. Un resumen de tu novela, no son tampoco veinte páginas, salvo que la propia editorial o agencia te reclame algo así.

Los puntos más importantes que debe tener esta sinopsis:

  • Se claro y directo, como en la anterior. No te vayas por las ramas, porque hemos dicho que la persona a la que te diriges no tiene tiempo, por tanto, no se lo hagas perder. Puede que si lo haces, el que estés perdido finalmente seas tú.
  • No cometas faltas de ortografía. Sería un punto muy negativo ¿verdad?
  • Es una resumen de tu obra. Ya sabemos que nos cuesta mucho dejarnos cosas y que todo parece importante, pero no lo es. Habla de:
  1. Tus personajes
  2. Trama principal o conflicto
  3. Lugar y época en la que se desarrolla
  4. Desarrollo del conflicto con algunas de las subtramas más interesantes.
  5. Final o desenlace. Si aquí si debemos contra como finaliza nuestra novela.
  • El estilo a utilizar debe ser el tuyo. No busques algo que no eres. No se trata de ser distinto para impresionar, sino de ser tu. Eso es motivo más que suficiente para lograr tu objetivo.
  • Una extensión de dos folios o dos folios y medio es más que suficiente.

Otra cosa importante bajo mi punto de vista a la hora de hacer una sinopsis, es comenzar la misma sin preguntas directas al lector al estilo de:

  • ¿Qué pensarías si…
  • Eres un vampiro adolescente y tu padre te prohíbe salir de casa ¿cómo te sentirías si…

A ver, se trata de qué tu le cuentes a él, no te que él te cuente a ti. Una cosa es apelar a sus emociones y otra diferente es realizar un cuestionario que además no te va a responder en el momento.

Otra cosa interesante, déjale tu sinopsis a alguien de confianza para que la lea. Que te diga si compraría la novela o no. Si es que si, muéstrala a dos o tres personas más si el resultado es positivo, ¡PERFECTO! Prueba superada. Si por el contrario, las muecas en la cara, los gestos, te hacen pensar que no lo has logrado, vuelve a escribir, rescribe una y otra vez hasta que des con la sinopsis perfecta. Ya sabes que es tu primera impresión para con el lector si la fastidias, no habrá otra oportunidad.

Hay muchas entradas en la red que te hablan de cómo hacer una buena sinopsis. Aparte de las que te he mencionado en esta entrada, que son todas muy útiles y muy sencillas, te dejo esta de bubok que es muy detallada y puede ayudarte en algunas cuestiones para profundizar.

Y ahora, antes de que me vaya a seguir echando un pulmón por la boca en mi cama, tapado hasta las orejas y con la nariz roja como un tomate, te toca a ti.

¿Te parece importante la sinopsis?

Déjame un comentario y háblame de cómo la escribirías. O si te parece bueno, comparte este artículo con tus amigos para que ellos también puedan aprender a hacerla.

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
Sin comentarios

Publicar un comentario