JOSEFINA ALDECOA: LA ESCRITORA PEDAGOGA.

Explicaba en la presentación de uno de sus libros, ante el reproche cariñoso lanzado por su amiga Carmen Martín Gaite, que no quería desprenderse del apellido del hombre con el que compartió su vida.

Su verdadero nombre era Josefa Rodriguez Alvarez.

Josefina-Aldecoa-fundadora-de-Estilo

La escritora Josefina Aldecoa firmando alguno de sus ejemplares.

Josefina tardó diez años en volver a escribir tras la muerte de su esposo, el también escritor Ignacio Aldecoa.

Nace en 1926 en La Robla (León). Se Doctoró en Filosofía y Letras en Madrid, ciudad a la que se trasladó con su familia un año después de haber iniciado sus estudios en Oviedo. Murió en el año 2011.

Escritora, pedagoga, republicana, feminista, agnóstica… mujer incansable. Algunos le pusieron el sobrenombre de “la musa de Espadaña” en alusión a la revista literaria en la que participó siendo joven.

Encuadrada en la generación de los años 50, aborda tres temas fundamentalmente en su obra literaria:

  1. Relación madre/hija.
  2. Relaciones entre mujeres.
  3. Vidas de personas atrapadas por su destino.

En el año 1959 funda en Madrid el Colegio Estilo, del que fue directora durante más de 40 años, bajo los conceptos y premisas de funcionamiento de la ILE (Institución Libre de Enseñanza) y que será su refugio a la muerte de su marido Ignacio.

Me interesa el ser humano débil, maltratado, humillado, que tiene mucho que ver con lo vivido por mi generación.Las mujeres dependen más de sus sentimientos que el hombre, que vive reprimiéndolos todo el tiempo.

ALGUNAS DE SUS OBRAS

  • Voces amigas
  • Los niños de la guerra
  • La enredadera
  • Porque éramos jóvenes
  • El vergel
  • Cuento para Susana
  • Historia de una maestra
  • Mujeres de negro
  • La fuerza del destino
  • El enigma
  • En la distancia
  • La casa gris
  • Hermanas

Son sólo algunas de sus obras, pero entre las mismas cuenta con una enorme producción de cuentos y ensayos relacionados con su labor como pedagoga, fundamentalmente relacionados con la educación de los niños y la coeducación.

Hizo siempre una distinción muy importante entre lo que era “educar” y lo que era “enseñar”, poniendo en valor la labor educativa y la responsabilidad de la familia en el proceso de educación de un niño.

CINCO CONSEJOS PARA ESCRITORES

  1. Escribir es una excelente terapia. Un tratamiento derivado de una crisis que en el escritor suelen ser permanentes. (En su caso, llegó a manifestar en más de una ocasión que escribía mejor en procesos melancólicos puesto que la jovialidad no le motivaba en absoluto para escribir. No sé si te pasa o no, pero es cierto que en mi caso, siento esa necesidad de confesarme con el folio, además con papel y bolígrafo, cuando me encuentro en esas situaciones. Y también es cierto que siento un profundo sosiego cuando termino de hacerlo).
  2. Si un escritor pretende ser publicado, debe tratar de enviar sus obras a varios editores, y no rendirse nunca. (Aunque solo sea por el mero cálculo de probabilidades, tiene su razón. Cuantas más puertas toques más posibilidades tienes de que alguna abra).
  3. La literatura es un trabajo solitario. (El proceso de escritura desde luego estoy completamente de acuerdo con ella, lo es. Lo que no estaría tan seguro de que lo sea, es el resto de cosas que la rodean. Quizá a día de hoy podemos estar más en contacto con nuestros lectores, a través de las redes sociales, a través de elementos como este mismo blog, o incluso en presentaciones y demás. Entiendo como parte de la literatura también el contacto con otros compañeros, las tertulias delante de un buen café o un buen vino, charlando de nuestros próximos proyectos o simplemente de los trabajos publicados por otros).
  4. Defiendo la cultura del esfuerzo. Trabaja todos los días por conseguir aquello en lo que crees. La norma y la rutina pueden ser tus mejores aliados. (De esto he venido hablando en el blog a lo largo de toda su existencia, pero particularmente este año. No creo que haya posibilidades de convertirte en escritor sin esfuerzo, sin rutina, sin un calendario de trabajo que te permita organizar tus tiempos y sobre todo aclararte cuando la parte izquierda de tu cerebro se apodere de la parte derecha creativa del mismo. Escribir no es fácil, ser escritor no es sentarse a esperar que te ilumine la musa, no. Es trabajo. Requiere de su esfuerzo y requiere de una amplia dedicación. Si no estás dispuesto a dar todo por ello, es mejor que ni lo intentes).
  5. La educación es la herramienta fundamental de un pueblo para obtener su libertad, y la lectura su mejor camino. (Es un gran consejo como punto final. Estudia, fórmate, lee… no hay más secretos. Si quieres ser libre para poder tomar tus decisiones, no hay otro camino. Conocer, saber, aprender, poner en practica lo aprendido, hacer que tus personajes o cuenten a través de tus diálogos, generar unas buenas tramas para que los mismos tengan esas dificultades o situaciones en las que poder exponer o poner en practica lo aprendido).
    Josefina-Aldecoa

    Josefina Aldecoa se debatió entre sus dos amores, la literatura y la enseñanza. Siempre se consideró más pedagoga que otra cosa.

Hasta aquí los consejos de una mujer que recibió más de un galardón a su obra y a su trabajo en el mundo de la educación, cuyo legado es un verdadero tesoro no sólo desde el punto de vista literario, que también, sino desde el punto de vista del crecimiento de una sociedad desde el principal punto de partida, el conocimiento.

¿Y tú, pondrías en práctica estos consejos? ¿Cual de ellos te parece más interesante?

Aquí debajo tienes el apartado de comentarios para expresarte con total libertad. En la época de Josefina, no le dejaban hacerlo con tanta facilidad ;P

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
Sin comentarios

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]