LA SENSUALIDAD EN EL AMOR DE IDA Y VUELTA

google images

google images

AMOR DE IDA Y VUELTA

Voy a perder mi fe

por esta habitación,

y así podremos recorrer tranquilos

los procelosas aguas del amor.

Daré mi genio por bueno

en estas sensaciones,

y cerraré mis ojos al tiempo

de todas tus pasiones.

En tí mi hielo abrasaré,

mis labios dejaré

perdidos cada mañana

al tiempo de mil suspiros.

Ayer fui, sin duda, lo sé

porque hoy he sido,

mañana será el destino

el que decida por mí.

Pero tu cuerpo desnudo

resbalando mi caricia

será el recuerdo que mudo

se acomode en la retina.

Mientras tus ojos sigan cerrados

buscaré la fe que abandoné

la recogeré de entre tu pelo

y con el mismo viento

que vine, me iré.

tomada de www.flashcr.com

tomada de www.flashcr.com

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
4 Comentarios
  • Magdalia
    Publicado a las 10:02h, 23 mayo Responder

    Suena a resignación. Seguramente también es mi estado.
    Es un amor de este momento. Un momento de pasión…
    Como el amor de dos amantes que no tienen programa. Es y punto. Nada pide porque nada puede exigir. Todo lo da porque en ese momento es el que existe…
    Un beso.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 12:29h, 25 mayo Responder

      Hola Magdalia.
      Espero que salgas pronto de ese estado de resignación. El amor es pasión, en un determinado momento. Es cierto que vivido en distintas edades en distintas épocas, encuentra matices que se deben a la experiencia, a la edad, pero en algún momento esa pizca de locura, de pasión desbordante, de enredo, de desenfreno aparece, y lo hace mucho más lustroso y atractivo.
      Como bien dices, es mejor no programar, en las relaciones es un paso atrás a mi juicio porque nunca sabes que podrás esperar, y quizá eso es lo mejor de todo, al menos bajo mi punto de vista, porque otra cosa lo haría muy aburrido.
      Volcarte en ese momento es lo mejor que se puede hacer, y es algo extrapolable a nuestras vidas, porque ese momento, justo ese y no otro, es el que sabes que tienes, y no conoces a ciencia cierta si tendrás otro mejor, ni siquiera si tendrás otro, por lo tanto ¿por qué escatimar con ello?
      Gracias por pasarte, como siempre.
      Un beso.

  • Marisol nicolao
    Publicado a las 15:01h, 23 mayo Responder

    Muy valiente el amante, apasionado y resignado del momento.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 12:24h, 25 mayo Responder

      Hola Marisol, muchas gracias por tu comentario y bienvenida.
      El amor, a mi juicio, tiene ese contrapunto que lo hace tan atractivo es todo y nada al mismo tiempo, el pasión y resignación al momento, es tocar las nubes un día y bajar a los infiernos.
      Un saludo.

Publicar un comentario