MOMENTOS

Con total certeza, si por un instante ponemos nuestra mente a trabajar en los recuerdos, podemos llegar a alguno que nos apunte con gracia una escena parecida a la que narra este poema. Momentos en los que extrañamos a nuestra pareja. Momentos en los que queremos pero no podemos, por razones y motivos distintos disfrutar de la compañía del ser amado.

Las preguntas afloran a nuestra mente, damos vueltas en el lugar en el que estamos sentados, tumbados, o por el que paseamos. No podemos distraer nuestra mente con absolutamente nada, porque nada nos aparta del único pensamiento que nos sosegaría, que es su imagen, su presencia, su susurro en nuestro odio.

¿Eso es amor? ¿Es capricho?

¿Somos como nuestros niños de hoy día con los Reyes Magos, lo queremos todo, pese a quien pese, incluso a nosotros o a nuestras parejas?

¿Recuerdas alguna sensación parecida?

google images

google images

MOMENTOS

Hay momentos que no te sueño

momentos, en los que simplemente te llamo

momentos que se mecen en la noche

como un susurro, como un suspiro,

quiza también como un reclamo.

Hay momentos también en los que te olvido,

esos momentos en los que quizá dormido

 me arropo con las caricias de tu risa,

y coqueteo con otro mundo…

ni tuyo ni mío.

Hay momentos en los que si no estuvieses,

te crearia, te imaginaria, te soñaría

te nombraría entre susurros quedos como un niño

albergando la esperanza de que quizá un día

los sueños diesen paso a algunos besos.

Hay momentos en que, ¡fíjate que absurdo!

hasta te amo, porque no quiero decirte que te quiero.

Por que querer se quiere tener algo,

y yo tenerte ya te tengo en todos mis pensamientos,

lo de amarte es seguir sintiendo,

aqui, junto a mi pecho,

tu caricia tan presente, estando lejos.

Hay momentos en los que dudo,

si dejarte ir, fue lo mejor,

para que nuestro amor no se siguiera muriendo.

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
8 Comentarios
  • Carol
    Publicado a las 09:06h, 10 Enero Responder

    Son sentimientos bellos que nos hacen sentir que estamos vivos, que deseamos, que soñamos….. La vida es eso, sentir el deseo de un niño pero con los anhelos de un adulto.
    Hay amores incombustibles y amores imposibles.
    Quizás todo lo que nace comienza a morir, como nosotros, quizás para no dejarlo morir es mejor dejar ir pero vivir es arriesgar y disfrutar del camino aunque al final sepamos que vamos a morir.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 16:22h, 10 Enero Responder

      Desde luego Carol, casi todos estos momentos tienen su poso de belleza. No hay melancolía, o incluso si me apuras también, y en esta se encuentran tintes bellos relacionados con el recuerdo de los momentos felices. Dejar ir, no significa renunciar, significa bajo mi punto de vista disfrutar sin poner rejas ni jaulas, y cuando sea el momento, de nuevo otro momento, volver s vivir intensamente, puesto que juventud, no hay una sino muchas, y vida una cin millones de maneras de entenderla.

  • Lar Petar Món
    Publicado a las 14:53h, 10 Enero Responder

    Son tantos, que aunque tuviese cien brazos y cien piernas, no tendría suficientes dedos para contarlos.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 16:26h, 10 Enero Responder

      Eso es fantástico Lar Petar Mon, recordar tantos de esos momentos fantásticos, sin bajo mi punto de vista un fantástico tesoro, un gran patrimonio intangible, pero si cuantificable, al menos en emociones.
      Gracias por tu comentario.
      Un saludo.

  • S.
    Publicado a las 19:47h, 10 Enero Responder

    Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos. (Borges).
    A partir de este preciso momento, los recordaré los pasados como muy buenos y los viviré en el presente como los mejores y con la mejor compañía.
    Delicioso y muy emocionante poema…
    Gracias.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:59h, 11 Enero Responder

      Hola Susana. Muy de acuerdo con Borges.
      Muchas gracias por el comentario y por la confidencia, poder disfrutar de ellos con la mejor compañía sin duda es de lo mas gratificante, aunque sin duda la compañía que elegimos suele ser siempre la mejor, por eso la elegimos.
      Gracias a ti.

  • Alejandra Sanders
    Publicado a las 22:56h, 10 Enero Responder

    Hola Jose, un hermoso poema, sentimientos románticos que impregnan tus versos.
    Abrazos.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:57h, 11 Enero Responder

      Hola Ale.
      Muchas gracias por tus palabras. Desde luego, que no se pierda nunca el romanticismo.
      Abrazos.

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]