NO ENCUENTRO LA MANERA DE DECIRTE QUE TE AMO

solo-en-el-parque

Me preguntaba en la soledad de aquel banco del parque, perdido entre la niebla fina de la noche de marzo que comenzaba a aparecer ¿cómo hacer para enamorarte?

No encontraba solución alguna a mis preguntas, fundido en las palmas de las manos, tratando de encontrar las palabras que habitualmente tan ágiles acuden a mi cabeza, y al estar contigo era como si el borrador universal se hiciera parte y ocupara todo mi ser para anularme por completo.

¿Cómo decirte lo que en mi interior sucede al pasear a tu lado de vuelta a casa?

¿Cómo explicarte la profunda sensación de bienestar que experimento escuchando tus cálidas palabras danzando en mis oídos, aprendiendo de tu tono pausado y vivo?

Tus labios se muestran dominantes en la escena, frente a mí, sensuales e inocentes, no se que esperan, ni si me esperan, y una terrible sensación de inseguridad me aborda nuevamente frente al escaparate donde nos contemplamos sin miedo a cruzar nuestras miradas. Único lugar donde nuestros cuerpos pueden rozarse, sin apenas sentir ese vacío en el estómago que provoca el roce de nuestra piel discretamente.

Quiero abrazarte, quiero recorrer tu perfil con mis caricias, quiero oler con otros significados, el perfume de tu pelo al bailar las canciones lentas de los fines de semana, únicos momentos que acortan las distancias que la amistad propone.

Quiero que cuando te sientas sobre mí en este banco, en este parque, para acabar con la soledad absurda que ahora me contempla, signifique algo bien distinto, que lo que significa habitualmente el roce de tus manos por mi cara. Que los besos que  me regalas por las mejillas, se estrellen en mis labios, y no se pare tu boca en el camino presa de una idea equivocada.

Quiero que no haya convencionalismos, quiero que se pierdan en el monte del olvido las ideas y los principios que nos alejan, quiero poder decirte de otro modo que te quiero, y que tus ojos no se hurten a mis palabras cuando veo su brillo, negando lo que sentimos, sin remediar lo que no tiene remedio, disfrutando a manos llenas.

Quiero volver a este parque que nos guarda, que recoge nuestros secretos en penumbra, y poder amarte como sueño. Beberme tu aliento y sentir en mi garganta como desaparece este nudo traicionero que me ahoga en este momento, preso de una amarga lágrima y una pena traicionera, que no debiera ser compaña, que no debiera estar en nuestra frontera.

Quiero desnudarte lentamente, quiero que seas mujer y compañera, quiero que las reservas que nos separan queden de la puerta para fuera, quiero que tus manos me acaricien sin vergüenza. Quiero que tus jadeos se mezclen con mis sueños más antiguos, que nuestros sexos se amen como piden al estar tan cerca, que liberemos las mordazas que les ponen, los años, los títulos y las etiquetas.

Quiero que seamos nosotros más allá de lo que nos dicen, de lo que hablan, de lo que parece y no es, de lo que piensan. Quiero que vivamos un momento, y ser felices, quiero ser un hombre junto a ti, mujer primera, y que el tiempo sea lo que es, al estar los dos juntos, una parada sin más en el recorrido de esta vida.

Y seguir viviendo, y seguir soñando, y seguir amando, a tu lado, a nuestra manera. Y vivirlo todo, y hacerlo sin reparos, sin misterios, sin barreras.

De veras, no lo se ¿no se cómo decirte que te amo?

No encuentro la manera.

google images

google images

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
10 Comentarios
  • s.
    Publicado a las 08:27h, 02 marzo Responder

    No es más hombre el que conquista mil mujeres sino que el que conquista a la misma mil veces… (no es mia, ya me gustaría).
    Cuando la inseguridad entra en escena… qué palo ¿verdad?.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:32h, 02 marzo Responder

      Hola Su. Muchas gracias por el comentario, y…bienvenida de nuevo.
      Completamente de acuerdo con la frase, también la había oído pero no consigo recordar tampoco de quien es. Con independencia de esto no creo que el amor dependa de esto única y exclusivamente, aunque la dedicación y la entrega a la persona que se ama es un punto muy importante a tener en cuenta. Como todo en la vida la reprocidad está fenomenal.
      La inseguridad es uno de los mayores males de los que dispone de manera intrínseca el propio ser humano. Yo pondría en este nuevo plan de estudios que ahora se debate una asignatura obligatoria que enseñara a niños y niñas la seguridad, la confianza y la fidelidad a si mismos. Que se me entienda bien, genial para con los otros, pero primero con uno mismo.
      Un beso fuerte, me encanta verte por aquí 😉

  • Alejandra Sanders
    Publicado a las 16:57h, 02 marzo Responder

    Hola Jose, bellamente dicho lo que es difícil de expresar.
    Abrazos!!

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:25h, 02 marzo Responder

      Hola Ale, siempre es muy complicado decir lo que se siente. No ya a la persona que se ama, sino en general, es muy complejo. Por eso para mí tiene mucho valor el vencer esos miedos y poder expresar sin miedo a las consecuencias aquello que se siente, y sobre todo si es tan bello como el amor. Ningún convencionalismo o etiqueta debería ser tan sumamente fuerte como para evitar que un amor triunfe.
      Abrazos.

  • Ana Lía Rodríguez
    Publicado a las 17:42h, 02 marzo Responder

    Ohhhh!! Pues creo que la encontraste Maestro, es una forma preciosa de decir algo así. Eres un romántico y todo un poeta incluso en prosa, un abrazo enorme

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:56h, 02 marzo Responder

      Muchas gracias Ana Lia. Yo creo que las cosas hermosas es mejor decirlas, de la manera que sea pero decirlas. Si nos cuesta hacerlo cara a cara, pues hagámoslo escribiendo. Si escribir no nos sale, que yo en esto siempre recomiendo pedir ayuda, digamoslo de alguna otra forma, pero sentir algo bonito por alguien y no decirlo, es una auténtica tortura. Lo peor que te puede pasar es que no te correspondan, y si, cierto, duele, pero se pasa, y jamás te quedará en el interior la pregunta de …y si yo hubiera…?
      Un fuerte abrazo, alegría de las redes 😉

  • Erika Martin
    Publicado a las 21:52h, 02 marzo Responder

    Qué difícil es armarse de valor para superar esas inseguridades y decirle a alguien que lo amas. Quizás seas correspondido, quizás no. Pero si callas esos sentimientos, nunca sabrás lo que siente la otra persona por ti. Un beso

    • Jose Carlos
      Publicado a las 07:12h, 03 marzo Responder

      Hola Erika, precisamente es esto.
      Como comentaba anteriormente es a mi juicio igual de “fastidioso” no decir lo que se siente, a la larga, que la sensación al recibir la noticia de ser correspondido. Al final creo yo que va un poco en personalidades, habrá que arriesgue en todo momento sea lo que sea lo que encuentre tras sus acciones, y habrá quien, con un perfil más conservador, no lo haga nunca.
      Yo apuesto por intentarlo siempre 😉
      Un beso, y gracias por comentar.

  • cynthiagrlx
    Publicado a las 22:10h, 02 marzo Responder

    Beautiful and perfect love story. One that you might find only once in a life time, two of the same heart. Beautifully witen, thank you for sharing Jose Carlos

    • Jose Carlos
      Publicado a las 07:22h, 03 marzo Responder

      Hi Cindy, wellcome again. (Hola Cindy, bienvenida de nuevo)
      Thanks for your beautiful comment. It’s so difficult to find a true love, two of the same heart like you said, but i think that you can’t live behind somebody’s back of love. We must be courageous and try thousands of times. The result, the life, be worth the effort.
      Kisses and hugs.

      Gracias por tu bonito comentario. Es muy difícil encontrar el amor verdadero, dos corazones iguales como tu dices, pero pienso que no puedes vivir de espaldas al amor. Debemos ser valientes, e intentarlo miles de veces. El resultado, la vida, merece la pena.
      Besos y abrazos.

Publicar un comentario