CÓMO Y POR QUÉ PLANIFICAR LOS PERSONAJES DE TUS NOVELAS DE UNA FORMA SENCILLA Y ÚTIL.

En la última entrada del blog te comenté que seguiría hablando de planificación en las siguientes, concretamente de modos y formas de planificar.

Aquí te comenté la del copo de nieve.

En otra ocasión te hablé de la flor de loto (esta gustó mucho, a lo mejor por desconocida)

He incluso he llegado a hablarte un poquito de la forma de planificar en Scrivener.

¿Me queda alguna otra técnica de planificación?

Sí.

Me quedan algunas como los 12 pasos del héroe de Campbell, una de las técnicas más famosas. Y también otra de las que te traeré hasta esta pantalla será la manera de planificar con las “Funciones de Propp” que he de confesarte que a mí me tiene completamente entregado.

¿Por qué?

Porque en menos de una hora puedes tener completamente planificada tu novela de arriba abajo y de pe a pa, sin dejarte absolutamente nada en el tintero. Pero eso será para otro momento.

Porque hoy toca hablar de PERSONAJES.

planificación de personajes

Personajes tantos como personas. Ahora bien, procura no cometer el error de que amigos o gente cercana se identifique con algunos de tus novelas, o tendrás problemas.

¿En qué sentido?

Pues también en el de su planificación.

Ya te hablé en esta entrada de algunos aspectos relacionados con los personajes, sobre todo con los famosos estereotipos de la Mary Sue y del Gary Stu. Por lo tanto no sufras porque no voy a machacarte la oreja (o en este caso los ojos) con este tema.

Me gustaría ser un poco original con esta entrada, porque el otro día hablando con una amiga escritora me decía:

“Hecho en falta contenido original y útil para ciertos aspectos relacionados con la escritura. Hay muchos blogs, para escritores pero la mayoría tratáis los mismos temas y casi siempre con las mismas referencias”.

Esto me dejó un poco “chof” no te lo voy a negar. Porque te pones a indagar sobre los temas sobre los que me gusta leer a mi en un blog, como escritor, busco información y la pongo a disposición después de haber comprobado la misma y testado con mi experiencia, pero luego resulta que a lo mejor no estoy siendo todo lo original que me gustaría y no soluciono ninguno de tus problemas, y este es mi PRIMER OBJETIVO, solucionar tus dudas a la hora de escribir y aportarte contenido de valor.

Dicho lo cual, y sin sacarme ningún conejo de la chistera, ¿qué es lo más importante cuando pensamos en escribir una novela?

Quien aparece en ella ¿no?

Y ¿conoces en profundidad a tus personajes?

Está claro que para escribir una buena novela, hacen falta muchas cosas. Pero no es menos cierto, que una mala novela, puede salvarse al tener unos buenos personajes.

Igual que cuando comienzas a crear el mundo en el que se va a desarrollar tu historia, piensas en cuestiones como:

·      El tiempo en el que se desarrolla la misma.

·      En qué escenarios se van a desenvolver los personajes.

·      Circunstancias históricas de la época en la que se desarrolla (esto dependiendo del género por supuesto si es fantástica este punto se realiza de otra manera)

Cuando hablamos de personajes, también debes contemplar distintas cuestiones, como por ejemplo:

creación de personajes para escribir

Personajes diversos. En este caso la fotografía ha sido extraída de la página www.dibujando.net

·      Qué ropas van a llevar tus personajes.

·      Cómo hablan.

·      Qué conocen.

·      Qué comen.

·      Cómo se desenvuelven con las personas y su entorno.

·      Qué papel van a tener en nuestra historia y por qué.

No son todos los puntos, son sólo algunos pero ya te vas dando cuenta de a qué me quiero referir cuando te hablo de planificar bien los personajes.

¿Qué quiero evitar que te suceda cuando te digo que planifiques bien los personajes?

Cuestiones como:

1.    Una vez que te has puesto a escribir, no cometas errores relacionados con las características físicas de los protagonistas.

2.    Que haya disonancias en la voz de los mismos. Es decir que unas veces se muestren con una forma de hablar, y a la escena siguiente parezcan una persona completamente diferente. Esto le resta credibilidad a tu personaje.

3.    Que se produzcan problemas de comprensión en las respuestas de los personajes que ahuyenten a los lectores. Por ejemplo, en alguna ocasión cuando me he quedado parado ante una reacción por un hecho que sucedía en alguno de mis relatos o mis novelas, y pensaba en la respuesta que un personaje concreto debía de dar, he consultado con alguno de mis lectores cero y me han dado una opinión. Ellos no conocen todos los antecedentes del personaje, por que eso está en mis fichas (ahora te hablo de eso no te preocupes) pero yo sí. Mi respuesta puede haber sido de este estilo: “Tal personaje jamás diría eso” Bien, pues esto es lo que debemos llegar a tener con nuestros personajes, este convencimiento.

4.    Que no te quedes parado en mitad de una escena porque no sepas cómo seguir en la misma.

Igual que en el caso anterior, estos son algunas de las cosas que pueden aparecer, pero hay muchas más.

¿Puedo utilizar las técnicas anteriores de planificación para crear personajes?

Sí. Se puede. Creo que lo he dicho antes, pero como no me importa repetirme en este punto porque es importante, lo digo otra vez.

Se suele decir en la mayor parte de los sitios, y por la gran mayoría de los escritores que primero se piensa en los personajes y luego se crea un mundo a su medida. Yo no lo tengo tan claro, pero es cierto que si tienes muy claros tus personajes y la función que van a representar en tu historia, el mundo en el que se van a mover creo que tiene menos complejidad, porque conoces dónde y dónde no, se moverían cada uno de esos personajes.

¿Cómo les puedes conocer?

Una de las técnicas más utilizadas es a través del famoso cuestionario de preguntas.

Yo creo recordar que esa entrada (que no quiero volver a repetirte pero que tienes aquí) te daba la posibilidad de levantar la mano en los comentarios para enviarte la hoja de preguntas que yo utilizo para crear mis personajes. La mía es bastante extensa, pero me aseguro que conozco a la perfección cualquier cuestión y no me llevo sorpresas una vez que me pongo a escribir.

Esta técnica dicen que estaba basada en el cuestionario de PROUST, una serie de treinta preguntas al respecto de las cuestiones más personales del personaje. Aquí y aquí te dejo dos entradas que lo tratan muy bien. En una de ellas además encontrarás un documento para poder descargarte una plantilla con las preguntas originales, y en el otro una adaptación para el momento en el que estamos, porque recuerda amigo, Proust no usaba móvil, ni redes sociales, pero a lo mejor tus personajes si tienen que hacerlo.

Yo creo que los apartados más importantes que deben ser conocidos en el trabajo de caracterización de un personaje (así te lo encontrarás en muchos lugares) son los siguientes:

1.    Esfera personal. Que yo divido en:

·      Caracterización física. Cómo es. PROSOPOPEYA.

·      Caracterización psicológica. Qué piensa. ETOPEYA.

2.    Esfera social. Con quien se mueve, con quien no lo haría. A qué condición social pertenece…

3.    Antecedentes familiares.

4.    Proyección exterior. Cómo le ven los demás.

Por resumir muy mucho, las preguntas van a ir en torno a esos cuatro bloques. Dentro de ellas ya podemos ir al detalle todo lo que queramos. Desde saber si tiene tics, a si usa muletillas al hablar, marcas de nacimiento, enfermedades que padeció… todo.

creación de personajes

No hace falta que te conviertas en un super héroe para crear personajes, ni siquiera que los tuyos lo sean, solo que los conozcas bien.

¿Para qué me sirve esto?

Para hacer creíble a tu personaje y tener claras todas y cada una de las reacciones y respuestas del mismo.

Te pongo un ejemplo:

Si en un momento determinado, dos personajes están hablando de una situación de falta de dinero, o un problema de uno de ellos relacionado con esa carencia, y el otro nunca ha tenido esa dificultad, jamás le ha faltado, y tiene una posición desahogada, debemos tenerlo en cuenta. Una cosa es que empatice con la situación, y otra que el lector piense que puede entender la problemática de alguien con dificultades, porque nunca las ha vivido, no las conoce, y no puede saber lo que pasa por su cabeza en ese momento. Debe actuar en base a esa situación. Igual que alguien de letras puras, una conversación basada en la derivación del logaritmo neperiano le resultaría de lo más aburrido (en la mayor parte de los casos, en otros igual hasta nos sorprendería).

Por todo esto, me quedaría con tres cuestiones que a mí me parecen básicas a manejar con un personaje antes de comenzar a escribir:

1.    Qué SABE tú personaje.

2.    Qué CUENTA. (Recuerda que en la vida real no contamos todo lo que sabemos. Por muy bocazas que se sea).

3.    Qué VIVE.

Ten en cuenta que en este momento me estoy basando únicamente en personajes de carne y hueso, pero también podemos utilizar como personajes de nuestras creaciones a animales o incluso a “cosas” (entendiendo por cosas seres inanimados en nuestro mundo y no me digas que no se puede porque a mi se me están ocurriendo así por el momento tres o cuatro nombres que te harían una novela de más de 300 páginas con la historia de una taza con el asa rota y una cuchara de palo).

En este sentido de las esferas de conocimiento de los personajes (fíjate bien que no he hablado aún, ni lo voy a hacer en esta entrada, de las funciones que tienen en la novela, ni de la percepción de los mismos al respecto de su evolución a lo largo de la misma) Alejandro Quintana habla en su blog oficio de escritor, de la técnica del Eneagrama para la concepción de personajes. He de decir que sobre todo es una técnica que puedes emplear para el área de percepción interna del mismo, lo que viene siendo la esfera psicológica, pero también es cierto que teniendo clara la misma, muchas cosas relacionadas por ejemplo con el ámbito relacional, o con la vestimenta de tu personaje, estarían más claras.

Por ejemplo, alguien con un carácter depresivo, no vestiría con ropas muy llamativas y de colores chillones (la mayor parte de las veces).

Yo conocí el eneagrama relacionado con el mundo del coaching, pero Alejandro hizo un gran post así que te recomiendo que lo leas con detalle porque es de lo mejor que hay por la red en el sentido de su aplicación al mundo literario.

rasgos de la personalidad de los personajes

Eneagrama para la creación de personajes literarios

¿Cómo y dónde hacerlo?

Dónde más rabia te de. Aquí lo dejo a tu gusto. Puedes tenerlo recogido en nuestras famosas libretas, de colorines chachis, y portadas inolvidables, en el ordenador y demás con las fichas de personajes.

En las siguientes entradas, iré desgranando aspectos relacionados con las funciones, los tipos, la caracterización, la teoría de las redes para hablar de las relaciones entre los distintos personajes, los círculos de actitud, otras técnicas de creación de personajes…

Una de las personas que conozco que más sabe de creación de personajes, es Concha Perea. Los personajes de sus novelas siempre impactan, tienen una personalidad arrolladora, diferente, marcada por algún punto que te impacta de tal forma que es complicado que puedas olvidarlos. A veces son cosas tan sencillas como un “tic”, otras la forma de vestir, pero siempre tienen algo. En esta entrada del blog de Factoria de Autores, Concha te habla de la creación de personajes femeninos. Es toda una masterclass. 

Ahora me gustaría saber qué dudas tienes sobre la creación de personajes, o qué te gusta trabajar a ti con ellos, qué te cuesta más, por dónde empiezas, cuales son tus filias y tus fobias, cómo te pones en marcha o simplemente aquello que te apetezca decirme abajo en los comentarios.

Ya sabes que tengo una hoja de preguntas a tú disposición, si te interesa, sólo tienes que hacérmelo saber y te la enviaré a tu correo electrónico.

¡Ah, y una cosa importante! Este contenido es gratis, ¿me ayudas compartiéndolo en tus redes sociales? ;P

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
7 Comentarios
  • Alejandro Quintana
    Publicado a las 21:54h, 27 mayo Responder

    Gracias por recomendar mi post, José Carlos. Aprovecho para felicitarte por el tuyo (y por tu estupendo trabajo en general). Imprescindible comprender y dominar todo lo que cuentas para crear a los personajes. Se nota los que somos escritores «de mapa», ¿verdad? 😉 ¡Un saludo!

    • JC Sanchez
      Publicado a las 13:05h, 28 mayo Responder

      Hola Alejandro. Un placer tenerte en esta casa, muchas gracias por comentar. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices, muchas buenas historias, como digo en el post, se van al traste por no trabajar debidamente los personajes que aparecen en ellas. Desde luego pararnos un instante, pensar en sus reacciones, conocerles un poquito mejor, ayuda muy mucho a hacer creíbles sus diálogos y sus reacciones. Yo me declaro “de mapa” total jajajajaja 😉
      Mandar de vuelta la felicitación y agradecer, como no puede ser de otra manera, la tuya (viniendo de dónde viene es todo un honor). Tu blog es toda una referencia para aquellos que nos dedicamos al mundo de las letras.
      Un abrazo.

  • COMO CREAR PERSONAJES QUE DEJEN CON LA BOCA ABIERTA A LOS LECTORES - JC Sanchez
    Publicado a las 16:03h, 10 junio Responder

    […] pero ahora no te acordarás, seguro. (cuando termines este post lo mismo te puedes dar un paseo por este otro, igual también te gusta) Hoy no te voy a contar las 31 funciones que descubrió a raíz de su […]

  • Vanessa Hernando
    Publicado a las 14:22h, 13 octubre Responder

    Hola Jose, me ha encantado el post y, desde luego, me apunto los consejos para crear los personajes de mi(s) próximo(s) proyecto(s). Es una parte vital de una novela crear y conocer bien a los personajes. Para “No llores por los hombres” utilicé una lista de preguntas que encontré en una web de escritores y me parecía muy completa hasta que me di cuenta de que había cosas que se escapaban y acababan anotadas en post it. Me gustaría ver qué lista de preguntas utilizas tú.
    Como comentábamos el otro día, hay que seguir aprendiendo y mejorando.

    • JC Sanchez
      Publicado a las 07:56h, 14 octubre Responder

      Hola, Vane. Me alegra mucho verte por aquí en los comentarios. Muchas gracias, me alegro mucho de que te haya resultado interesante y vayas a aplicar algunos de los consejos que doy.
      Estoy completamente de acuerdo contigo, es vital conocer bien a tus personajes para no llevarte sorpresas desagradables cuando avances en la novela, pero sobre todo para tener una cierta coherencia en el desarrollo de la misma. Herramientas, es cierto que hay muchas por la web. Muchos de los compañeros blogueros que se dedican como yo a esta temática pueden ofrecer hojas de creación y diseño de personajes. En mi caso, utilizo una lista de más de setenta preguntas que tengo dividida en zonas de interés. Por ejemplo, rasgos psicológicos, rasgos físicos…por destacar dos muy obvios. La lista tenía casi cien preguntas, pero con el tiempo he ido limando aquellas que realmente no me aportaban mucho.
      Compartirla con vosotros, los seguidores de mi blog, es algo a lo que vengo dando vueltas desde hace bastante tiempo. ¿Os gustaría?
      No obstante yo os aconsejaría siempre, aparte de seguir aprendiendo y mejorando por supuesto, que adaptéis a vuestro método cada una de las herramientas de las que dispongáis. Porque “cada maestrillo, tiene su librillo.”

  • Marian
    Publicado a las 12:12h, 12 diciembre Responder

    Hola, me gustan tus artículos y tu blog. Yo tengo una seri de preguntas para hacer a mis personajes, que no siempre puedo contestar, y bastante incompleta ¿Te importaría mandarme la tuya? A lo mejor me ayuda a completarla.
    Gracias por el blog y todo lo que me ayudas
    Marian

    • JC Sanchez
      Publicado a las 18:29h, 12 diciembre Responder

      Hola, Marian. Muchas gracias por tus palabras. Me alegro profundamente de poder ayudarte con mis artículos y con mi blog, este es el objetivo ;P
      Sería genial que me comentaras por aquí o si quieres a mi dirección de correo cual es la lista de preguntas que sueles aplicar a tus personajes para ver por qué razón no puedes contestar a las mismas.
      Si te parece bien hacemos una cosa, si no estás suscrita a mi lista de correo, suscríbete y yo a cambio te envío mi lista de preguntas. ¿Te parece bien el trato?
      Muchas gracias a ti, por estar ahí.
      Saludos.

Publicar un comentario