¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE TENGAS UNA PLATAFORMA DE ESCRITOR?

El otro día comentaba con un amigo y una amiga, mientras tomábamos una botella de agua después de la presentación de una novela (sí, las presentaciones ya no son lo que eran. Antes podías encontrar alguna que ofreciera un simpático vino y algunos canapés, hoy te puedes conformar con el agua), sobre las innumerables posibilidades que se le abrían a la autora de la misma, ahora que había conseguido publicar con una editorial “grande”.

No te voy a engañar. Yo lo dudé.

No porque la editorial no fuera de las denominadas “grandes”, que lo es, sino porque a día de hoy el éxito y la permanencia en la misma no lo concede la grandeza de la editorial, sino la posibilidad de “ruido” que tú le ofrezcas a esa empresa.

Él, no necesitó de muchas plataformas, pero ten convéncete, tampoco eres Wilde.

¿A qué me estoy refiriendo?

A la rentabilidad que seas capaz de conseguir con tu obra para esa otra “plataforma”: la editorial.

Cuando les referí a mis amigos que no era la primera vez que había tenido la posibilidad de hablar con escritores/as con un cierto renombre que me habían hablado de las dificultades no sólo de llegar, sino de mantenerse en la editorial a la que habían conseguido acceder después de innumerables llamadas, rechazos y sinsabores de los que te he hablado en otras ocasiones y que por lo tanto ahora ya no procede, ellos me miraron con cierta cara de incredulidad y tomaron un sorbo de la botella casi al mismo tiempo.

Yo no me rendí. Ya me conoces, antes muerto que dejar sin explicar alguna de mis posiciones.

¿Cuánto tiempo permaneces en los mostradores de novedades?

Las librerías, sobre todo las de las grandes superficies, colocan las novedades en sus mostradores de primera fila (los que están bien visibles para el público) durante un cierto tiempo, pasado el cual tú criaturita deja paso a las de otros. Pasas a las filas de atrás y por lo tanto tu visibilidad va siendo menor. Si en ese tiempo has conseguido hacer mucho ruido, el público seguirá viniendo a buscar tu novela. Incluso, puedes tener suerte y que alguna librería no te aparte del todo de esos primeros puestos de los expositores porque estás haciendo mucho “ruido” e interesas. Pero convéncete, no suele ser lo habitual.

Las pilas de novedades no te tienen allí durante mucho tiempo. Poco a poco dejas paso a otros. Entonces se te queda cara de “marciano”, pero te acostumbras.

¿Qué hace la editorial?

Pues depende de quien seas y la trayectoria o perfil que tengas. Eso es lógico. Ofrecerá una serie de acciones para la promoción de tu novela en función de la rentabilidad que seas capaz de ofrecerle. Aunque tú lo creas (y en algunos casos tengas razón) seguramente no seas Pérez Reverte, por tanto el caso que te van a hacer y tu “gira” alrededor del mundo bajo millones de flash de cámaras de fotos y grandes premios con pantallas sacando tu imagen en espera de que una pareja de presentadores altos, guapos y estilosos digan tu nombre, se habrá acabado.

Pero cada empresa tiene una forma de proceder y de hacer las cosas, eso también es cierto.

¿Qué hay que hacer entonces?

Tener los huevos en varias cestas. Entendido el mismo como distintas formas de promoción, en distintas plataformas.

Vuelve a salir de nuevo la palabra plataforma. Es muy importante que tengas en cuenta que el mundo cambia a la velocidad… iba a decir de la luz, pero casi ya se supera. A mi no me suele dar tiempo muchas veces a dominar una aplicación informática, o una red social, cuando ya hay otra mucho más pujante.

Ahora te estás comiendo la cabeza con esta idea: “ya me va a hablar de las redes sociales otra vez” Pues sí y no.

Te voy a hablar de las vías de comunicación con tu público, básicamente porque como autor/a novel que eres, las editoriales hacen una apuesta por ti y por tu obra, sino cumples las expectativas, no habrá una segunda vez, al menos de forma inmediata, por muy buena que sea la idea que tengas para publicar una segunda novela.

Te voy a recomendar este post, de Ana González Duque, sobre la figura del escritor profesional para que le des una vuelta. Y ya que estás por allí, navega por su blog y fíjate en los consejos de manejo sobre redes que tiene porque seguro que te va a venir muy bien.

Estos tiempos si que molaban, date cuenta; uno procrastinando con el móvil, otro con la tablet, otro tecleando en el portátil, otros departiendo del partido de fútbol de la noche pasada… ningún problema con llegar a su público. Todo bien.

¿Para que me sirven las redes sociales?

1.    Para conectar con tu público.

2.    Para tener un público.

3.    Para crear una comunidad con personas que tienen tus mismos intereses.

4.    Para dirigirte a alguien cuando termines tus obras.

5.    Para aprender de los gustos del público al que te diriges y ofrecer un producto de mejor calidad.

6.    Para hacerte más atractivo a los intereses de los grandes grupos editoriales.

No lo podemos negar. Es absurdo ir contra corriente. A día de hoy las redes tienen una importancia vital, cualquier editor lo primero que va a hacer cuando le llegue un manuscrito que es de su interés y está bien trabajado, es comprobar tu impacto y seguimiento en redes sociales.

¿Por qué?

Pues porque le da una información aproximada del interés que generas. Ni más ni menos.

Pero es no es lo más importante. Lo más importante es el contenido y la calidad de mi escrito. Clic para tuitear

Sí, sí, sí… vale. Tienes razón en que es importante. Sin calidad en tu obra, no tienes nada que hacer, pero luego debes tener ese otro plus.

En el caso de la presentación de la que te hablaba al principio, buscamos las redes de la persona que presentaba la novela, y curiosamente, su seguimiento en redes era mínimo, cuando no inexistente en redes de tanto impacto como Twitter.

Mal asunto.

Y ¿cómo lo hago?

Bueno, lo primero que debes hacer es crear un blog en el que escribir.

¿Es obligatorio?

No, aquí no hay nada obligatorio, pero ayuda mucho a ponerte en contacto con tu lector tipo.

¿Cuáles son las ventajas?

Infinitas, pero estas son a priori las más evidentes:

·      Te obligas a escribir todas las semanas, con lo que tu escritura mejora.

·      Tienes un canal de comunicación con las personas afines al género que escribes.

·      Conoces a personas vinculadas al mundo literario e interactúas con ellos. Por lo tanto, aprendes.

·      Generas una comunidad de personas interesadas en lo que haces.

·      Creas una lista de suscriptores a la que poder dirigirte cuando lances tu obra.

·     Puedes conectar con personas que viven más allá de tu barrio y los amigos con los que tomas una cerveza de cuando en cuando.

Este eres tú, dentro de unos meses, intentando poner en marcha todo lo que te cuento en este blog para llegar a los lectores. A cuestas con el trabajo todo el día.

Te dejo este post de los Hermanos Archanco en el que se habla de las diferentes posibilidades que tienes para crear tu primer blog y las razones y motivos que hay para hacerlo.

Leyendo el post del blog Create if Writing, Building a writer platform with literary agent Maria Ribas, que tiene un podcast interesante que te recomiendo escuchar también, habla de las ventajas que proporciona tener estas herramientas de las que te hablo y dice cosas como estas:

¿Qué se necesita para obtener un acuerdo de libro como un blogger?

·      Lectores interesados

·      Tráfico

·      Seguidores en plataformas de medios sociales

·      Lista de correo electrónico

·      Medios sociales como Pinterest y Facebook

Los editores quieren cuantificar de alguna manera que el escritor será capaz de mover un montón de libros. Si aún no tiene una lista de correo electrónico, empiece inmediatamente. Con ello podrá contactar directamente a su gente y hablarles del libro.

¿Cuáles son los errores más grandes que se cometen con la plataforma?

·      No mirarlo con la perspectiva correcta

·      No empezar lo suficientemente temprano con hacer conexiones on-and-off

Piense en la plataforma como una forma de compartir y ayudar a la gente. Es la forma en la que usted puede ofrecer a la gente algo que quieren o necesitan.

El mejor consejo que ella daría es salir allí y hablar con la gente y superar las dudas para hacer conexiones y compartir su trabajo con otros. Debe hacer esto tan pronto como sea posible, no cuando esté a punto de sacar un libro.

No necesita tener una audiencia con el fin de obtener un libro de ficción, pero necesita la construcción de su plataforma si desea éxito a largo plazo. Mucha gente consigue un acuerdo de libro de ficción sin cuentas de redes sociales, mientras que en el lado de la no ficción, es muy competitivo en esa área y es necesario tener una plataforma fuerte allí. No tiene que ser sólo en línea, pero eso es un lugar crucial. Muchos autores también hacen presentaciones orales o dan clases y tienen una conexión en persona.

(La traducción corre de mi cuenta así que disculpa los posibles errores que puedan existir)

En definitiva los motivos para crear una plataforma de escritor se reducen a uno: VISIBILIDAD.

La plataforma Sinjania, daba sus razones en este artículo.

Un buen ejemplo de trabajo de redes sociales y visibilidad es el realizado por Eva García Sáenz de Urturi o el que hace Aránzazu Serrano. A otro nivel también es destacable el trabajo realizado por Mimmi Kass y por supuesto el que hace Gabriella Campbell.

Ejemplos de autores que no decidieron rechazar el soporte de un grupo editorial detrás de sí y que han triunfado son Blanca Miosi o Enrique Laso, de los que ya te he hablado en más de una ocasión.

MAS PLATAFORMAS.

Además del blog y de las redes sociales que ya hemos comentado, no puedo terminar esta entrada sin comentarte otras dos formas de llegar y comunicarte con tu público que a día de hoy me parecen muy importantes:

1.    Video blogging (Youtube, Vimeo…)

2.    Podcast (Spreaker, SoundCloud, Ivoox, iTunes…)

Es como abrir un libro y ver todo un mundo de fantasía ante tus ojos, ¿a que sí? Pues este es de verdad. Así que ponte las pilas, y a currar.

En el caso de la primera, estamos en la era de la inmediatez y de la imagen. Si tu público puede verte y puede sentir qué es lo que haces y cómo lo haces, te ayudará a generar confianza en aquellas personas que no te conocen de primera mano. Yo tengo el mío, mira.

En el segundo nos ofrece la posibilidad de locutar algunas partes de nuestras obras, de realizar programas de radio con invitados o programas de radio al uso si no te apetece escribir entradas largas como esta que ya va superando las mil palabras en mucho.

Un ejemplo de podcast muy interesante relacionado con los libros es el de Ana Nieto.

Si te das cuenta tienes muchas posibilidades para elegir. Pero para elegir, no para hacerte con todas porque entonces caerás en otro problema que es enredarte en mil cosas y no escribir, que es lo que tiene que hacer un escritor.

¿Qué te parece? ¿Con cual de ellas vas a empezar?

¿Me lo cuentas en los comentarios?

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
Sin comentarios

Publicar un comentario