¿QUÉ TIENEN EN COMÚN Gª MÁRQUEZ, SALMAN RUSHDIE Y J.K ROWLING CON JOHN LENNON

Es lógico que el título de este post te pueda sonar raro.

No es que resulte raro identificar a un tipo como Lennon, músico, icono, líder carismático y todo lo que sabemos de él, con figuras literarias tan dispares como Rushdie o J.K Rowling, sino entre ellos mismos también es raro esta identificación.

google images

google images

 

Pues bien, la música que tiene esta gran virtud y acerca lo que a priori pueda estar tan separado. Los tres autores han manifestado escuchar a los Beatles en sus procesos creativos, como estimulador, o catalizador de su escritura.

En concreto García Márquez, contestó en muchas de sus entrevistas que utilizó la música del grupo inglés para escribir Cien Años de Soledad.

 

Es cierto que no a todos los escritores les gusta trabajar con música. Hay muchos que no, que prefieren el silencio, a escuchar música. Como por ejemplo el gran Nabokov, quien después de publicar su Lolita, en una entrevista para Playboy (la revista, te lo prometo, no trato de quedarme contigo) declaró que; “para escribir prefiero un ático insonorizado por arriba y por abajo para no escuchar ni el más mínimo ruido, ni los acordes de la melodía más lejana”.

google images

google images

Manías de cada uno.

 

A pesar de esto, es cierto que una gran mayoría de autores consagrados manifiesta su proclividad a trabajar con música, o tener una relación muy estrecha con ella.

 

Yo en este post, te voy a dejar algún regalito en forma de playlist.

Shhhh, no se lo digas a nadie. Esto entre tu y yo. 😉

 

Pero antes de esto haré algunas otras referencias.

 

Hoy día accedemos a la música de muchas maneras. Podemos descargar música en distintas plataformas, soportes y reproductores.

Tenemos tres plataformas de suscripción como son Music (Apple) Spotify o Napster, por citar las tres más importantes, de las que podemos descargar canciones, escuchar a nuestros artistas favoritos, o incluso generar nosotros nuestras propias listas de reproducción.

En este sentido el escritor Lorenzo Silva, en su última novela “Música para feos” una novela romántica alejada de lo que eran las peripecias de Bevilacqua, organizó una playlist de las canciones que había utilizado para ilustrar la novela.

Y a mí me pareció una idea fantástica, porque es cierto que cada canción nos trae a la memoria un recuerdo, una imagen, una situación que puede inspirarnos millones de momentos más.

 

Por eso os la voy a dejar aquí. Veintiuna canciones con más de una hora y veintiséis minutos de música asociada a una novela. Y sobre todo una buena idea de promoción de Editorial Destino.

 

¿Y todos los escritos tienen una música?

 

Bueno, no todos.

Cada escrito tiene su momento o su música. Yo por ejemplo, tengo música para momentos distintos. Desde bandas sonoras sin letra para poder darme alas en una narrativa que quiero que sea fluida. O un momento épico de mi historia en la que se desarrolla una batalla, o una lucha. Música un poco más sensual para momentos eróticos, o románticos. Música que yo llamo de narrador; canciones que estamos acostumbrados a escuchar de fondo en muchas películas en las que el protagonista está contando lo que ha pasado, o lo que va a pasar.

Para escribir poesía, cuento, terror, fantasía…en fin en mi caso, para cada cosa, hay una música distinta, incluso para cuando no quiero escribir y quiero relajarme, también tengo música.

 

El blog de El libro del escritor, en esta entradas hace un repaso por las distintas aplicaciones y web que existen para romper el bloqueo creativo de escritores acostumbrados a crear con ruido de fondo.

En ella puedes encontrar distintas soluciones buenas, unas de pago y otras que no lo son. Las aplicaciones vienen concebidas para todo tipo de soportes, incluso los móviles. Por tanto si tienes un android, o un ios, no sufras puedes acceder a ellas.

En mi caso particular, prefiero otras opciones, pero bueno…¡prueba! ¿quién sabe?

 

En nuestro repaso por la creatividad asociada a la música, me topé con un muy buen artículo de Rosa Montero para Babelia, el suplemento cultural de El Pais con fecha 25 de septiembre de 2010, recogido por la web edicionesculturales.com que os dejo aquí, en el que hace mención a una colección llamada escritores y música.

Es cierto que para algunos le podrá sonar un poco rollo, a mi no me lo parece, pero sobre todo habla de una cuidada edición de libros con curiosidades de ciertos autores y de su asociación con la música. En concreto Rosa Montero habla de Thomas Mann y su relación con autores como Strauss o Manhler. En la edición de esa obra destacan fragmentos del propio Strauss, Manhler, Britten o Wagner.

De todos ellos he de reconocer que la que más me impresiona, emociona, o me ayuda a escribir a mi, como queráis llamarlo es Tristán e Isolda de Wagner. Y como me gusta mucho os la voy a dejar aquí para que podáis escucharla también vosotros.

 

https://www.youtube.com/watch?v=L9kBhqJVUg4

 

Javier Marías, otro de nuestros escritores más famosos, fue preguntado en una entrevista que reproduce en su propio blog, por su relación con la música. El contestó que siente una gran inclinación por la misma, y que en su familia incluso hay muchos músicos.

De hecho, en la misma, habla de una obra que esta inspirada en la música. De tal forma, que el propio narrador es un tenor.

 

Otros ejemplos son la devoción de Saramago por Beethoven. O de Murakami por el Jazz.

 

Y ya para finalizar, os voy a dejar una referencia en forma de lista de la Escuela de Escritores, dónde aconseja distintas canciones para ayudarte en tu labor creativa.

Puedes pinchar aquí.

En ella vas a encontrar 73 canciones. Más de 4 horas ininterrumpidas de buena música, en canciones que van a sonarte mucho.

Y no contento con todo eso, también voy a dejarte otro regalo más. Sólo por leer este post, (se ha vuelto loco, se ha vuelto loco con tanto regalo, estaréis pensando alguno, pero no) una lista que yo mismo utilizo cuando estoy componiendo alguno de mis relatos de carácter erótico, para entrar en materia y generar ambiente.

Puedes pinchar aquí.

Otras 17 canciones más, con más de 1 hora de música muy sensual para poder inspirarte y crear tus propias escenas. Esas con las que sorprender a algún amigo/a o con la que iniciar tu propia novela romántico/erótica.

¿Quién sabe si en tu cabeza puede residir el nuevo fenómeno Grey?

¿Y tú, que escuchas?

¿Prefieres la música o el silencio? ¿Te atreves a contármelo aquí abajo?

 

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
2 Comentarios
  • Paula
    Publicado a las 02:23h, 20 Septiembre Responder

    Thank you for sharing a wonderfully analytical essay. As for me, I prefer American and British pop music of the 1960s. The Beatles and the Beach Boys are my constant companions, along with a multitude of performers who are likely not known outside of the U.S. or maybe Canada. I am a child of the 1960s and my life is in the music.

    However, when I was reviewing design and process specifications for inclusion in a tender, or drafting a contract, (my chosen career), I turned the radio off and worked in as close to a silent atmosphere as possible.

    I had friends who held fast to listening to classical music from the great composers. They said that it enabled their creative juices. All that it did for me was to point out the deficiencies in the audio systems they had in their offices. Offenbach in monaural is not Offenbach.

    Thank you again for the essay, J.C. I enjoyed it thoroughly.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 10:27h, 21 Septiembre Responder

      Muchas gracias a ti Paula, por compartir con nosotros tus gustos y aficiones musicales.
      Y sobre todo por comentar las diferencias entre estar trabajando y estar en ocio.
      Siempre es un gran placer. Por cierto, coincido totalmente contigo en tu apreciación sobre Offenbach. ;P
      Un fuerte abrazo.

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]