¿QUIERES SER COMO ISABEL ALLENDE? CONSIGUE UN AGENTE LITERARIO

Te estarás preguntando en este momento, que tiene que ver Isabel Allende con la figura de un agente literario. Te lo voy a explicar. Hay una anécdota que se cuenta del comienzo de la carrera de tan ilustre dama de las letras. Con La Casa de los Espiritus, el manuscrito fue enviado a varias y distintas editoriales, recibiendo la negativa por parte de todas ellas.

Desmoralizada, como nos hubiera pasado a cualquiera de nosotros, estaba a punto de dejarlo. Alguien la recomendó que enviara su manuscrito a Carmen Balcells, agente literaria, tras esa acción ha venido todo lo que ha venido después.

Parece que no fue una mala idea ¿no?

Después de esto se nos pasa por la cabeza varias preguntas:

  • ¿Qué es un agente literario?
  • ¿Para qué sirve?
  • ¿Por qué lo necesito?
  • ¿Cuáles?

Si después del ejemplo que da entrada a este post, la tercera pregunta te la sigues cuestionando mejor deja de leer ya, o mejor aún quítate de la cabeza la idea de enviar manuscritos a diestro y siniestro a editoriales. Créeme, no funcionará.

Según el DRAE agente es en su acepción 5:

  1. com. Persona que tiene a su cargo una agencia para gestionar asuntos ajenos o prestar determinados servicios.

Según los amigos de la web www.serescritor.com “recurrir a un agente literario es el camino más corto para publicar tu novela”.

Todo esto es cierto y está muy bien, sobre todo la definición que da la DRAE, pero una realidad es que el agente;es la persona que está entre editor y autor. No estamos hablando de un representante deportivo al uso que busca la “mejor editorial” en cuestiones económicas no, sino la editorial que, a su juicio, mejor se ajusta a las características del escritor, y le comporta los mejores beneficios al mismo cara a futuro.

Esto es:

  1. Cómo se va a lanzar la obra.
  2. Dónde
  3. Con qué recursos
  4. Qué distribución
  5. Planes estratégicos
  6. Conocimiento del mercado

Hemos de tener en cuenta que también negociará contratos y que buscará las mejores condiciones posibles.

¿Por qué?

Bueno, pues por qué en ello le va también su beneficio. Normalmente trabajan a porcentaje de comisión, y éste varía, llegando a ser la mayor parte de las veces un máximo del 20% de los beneficios conseguidos por el autor. No hablamos de anticipos, ni de otras cuestiones. Sino de los royalties negociados con la editorial, beneficios por la venta de la obra, así como de los derechos para la realización de cualquier obra audiovisual.

También gestionarán esos anticipos de los que he hablado anteriormente.

Todo esto lo menciono, porque dependiendo de quien seas y el tirón que hayan tenido o puedan tener tus obras, tendrás más o menos posibilidades. Esto, debemos tenerlo claro. Es un mercado, y funciona así, por mucho que no nos guste.

El agente, el buen agente…aquí voy a hacer un alto, y comentar a modo de curiosidad, que seguramente debería hablar en femenino, como se dice en esta entrada de escritores.org, porque la mayoría de agentes no son “los” sino “las”, es un mundo eminentemente femenino.

Decía que la agente, debe tener un gran conocimiento de su autor, de la obra, de la editorial a la que se va a dirigir con la obra, los catálogos que normalmente maneja y trabaja dicha editorial etc…

¿Por qué?

Para no perder el tiempo, ni hacerlo perder.

Debes comprender que sus clientes son tanto los autores, a los que se debe por contrato, como las editoriales con las que trabaja los elementos que posteriormente ellas distribuirán.

Muchas editoriales, ya sólo cogen manuscritos que les remiten las agencias.

¿Por qué?

Por que hay un conocimiento previo de la forma de trabajar de cada uno, y porque el editor sabe que el agente conoce lo que él quiere, y no le va a ofrecer nada que le haga perder el tiempo.

Siglo XXI amigos, la era de la inmediatez y la escasez de tiempo. Incluso para descubrir a un futuro best seller.

En breve no se nos remunerará con dinero, sino con tiempo para poder emplearlo en ciertas cosas. Recordad esta frase en el futuro.

Ya tenemos claro qué es un agente y para qué sirve.

Ahora viene una de las partes quizá más complicadas.

¿Cómo consigo uno? ¿Qué tengo que hacer?

Al final de este post te dejaré un enlace con un directorio de agencias con las cuales te puedes poner en contacto. (es gratis ;P)

No te vuelvas loco. Selecciona bien después de estudiarlas, 3 o 4 con las que vas a probar suerte para enviarles tu manuscrito.

La forma de contacto es el mail.

¿Envío mi original ya en este primer contacto?

No. Vaya con las prisas, ¿eh?

Primero el contacto, luego vendrá si ellos quieren que les envíes el original o no.

Había pensado en incorporar en este post un modelo de carta para que simplemente rellenando unos huecos pudieras tener la tuya propia. Pero en esta entrada, los amigos de www.escritores.org, lo explican perfectamente y seguro que tu vas a poder hacer la tuya con tu estilo personal.

En algunos casos, también se recomienda la inclusión en este contacto de una pequeña reseña de tu obra. Una sinopsis. Como en este post de www.literautas.com

A mí, me parece muy recomendable, porque junto a la selección previa que hemos hecho, una sinopsis bien realizada puede ayudarnos a llamar la atención del/la agente.

En cuanto a los tiempos de respuesta, ¿ya estamos con las prisas otra vez? No te agobies, la vida de escritor es paciencia, por encima de todo, tranquilo.

Has de tener en cuenta que trabajan con mucha gente, manejan sus tiempos.

Una espera de unos dos meses o tres para una respuesta, es lo más normal.

Llevas mucho tiempo esperando ¿no me digas que 2 meses te va a tirar hacia atrás? No lo creo.

Para conocer de primera mano, cómo piensa un agente literario, puedes ver la entrevista que www.escriberomantica.com le hizo a Alicia Glez Sterling, de Bookbank S.A, aquí.

O también puedes leer esta entrada en la www.revistatexturas.blogspot.com.es de Déborah Albardonedo, una joven agente por la que reconozco cierta debilidad, y que ya cuenta con un catálogo muy amplio de escritores. Su sinceridad ofrece una idea muy clara de lo que es un agente literario y por qué.

Y finalmente, permíteme que te muestre aquí, estas dos fotos de un Art de Jason Allen Ashlock en www.digitalbookworld.com sobre el futuro que le espera a la figura del agente literario.

Screen-Shot-2014-01-10-at-1.27.22-PMScreen-Shot-2014-01-10-at-1.27.29-PM

foto de fotolia

foto de fotolia

Como vez, su importancia bajo su punto de vista, es creciente. ¿Aún te lo sigues pensando?

Os dejo dos directorios de agencias literarias, como os he prometido. La que recoge la web de www.uniondescritores.com solo de agencias españolas, y esta otra un poco más ambiciosa que incluye también alguna a nivel internacional en www.ediciona.com

Y después de esto ¿Qué vas a hacer tu? ¿Contactarás no? ¿Me lo cuentas en los comentarios?

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
Sin comentarios

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]