SEÑORA

google images

google images

SEÑORA

Aquella tarde, señora,

no vertí mis palabras al aire

sin soñarla nada.

Quizá fuera nada, señora,

el anaranjado sol cayendo

tras nosotros en el cielo

como en su pecho

caía mi alma.

Nada fue sin duda, señora,

mi eterno amor de rodillas

a los pies de la encina

que cobijaron los besos

en una noche estrellada.

Disculpad mi atrevimiento, señora,

no lo recordaba,

para mi la ilusión

que en su nada se diluye

de fina y suave espuma blanca,

fue el aire que respiraba

en su perfume divino.

Aquella tarde fue noche, señora,

no pretendo recordarla,

pero, era igual si anochecía,

sus ojos nos alumbraban

hasta que despertase el día.

Por eso, entre versos,

yo seguía amándola.

Y no fue nada, señora,

para usted mi mundo

no fue nada.

Descuide, no quiero

que se turbe su dulce boca callada,

su cara ya me lo dijo,

no hable quien sólo calla.

Siga robando aliento

a quien le acerque su llama,

usted será siempre el cauce

por el que bajen sus aguas

será una quimera, un sueño,

para el corazón su sangre,

una vida enamorada.

Pero eso, señora,

eso para usted, no es nada.

google images

google images

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
4 Comentarios
  • Alejandra Sanders
    Publicado a las 16:29h, 01 febrero Responder

    Hola Jose, un poema precioso. Palabras de amante y caballero.
    Abrazo.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 17:11h, 01 febrero Responder

      Muchas gracias Ale. Muy amables tus palabras. Un abrazo.

  • Carol
    Publicado a las 14:50h, 02 febrero Responder

    Bello poema, se desnuda el alma ante quien se ama, corresponda o no a ese amor. Quizás esas reflexiones la hagan recapacitar o darse cuenta de lo que significó aquello para él. A veces necesitamos que nos lo digan abiertamente, sin rodeos.
    Enhorabuena!

    • Jose Carlos
      Publicado a las 05:27h, 03 febrero Responder

      Muchas gracias por comentar querida Carol. Coincido contigo en tus apreciaciones, la sinceridad en las emociones, en los sentimientos, es muy importante. En muchas ocasiones el principal problema de las relaciones de pareja reside en eso precisamente, en no decirnos lo suficiente lo que sentimos, en guardarlo para nosotros.
      Gracias por tus palabras, y por tu tiempo para comentar y leer mis letras.
      Un abrazo.

Publicar un comentario