En el día de ayer, dejamos a los dos pastores, Salustio y Generoso, preparándose para comer y en una animada conversación que se tornaba hasta filosófica.  Hoy vamos a ver el desenlace de esta conversación en qué termina.   [caption id="attachment_590" align="aligncenter" width="300"] google images[/caption] Cuando el reluciente cordero su disertación...