El día levantó gris, desapacible, ventoso hasta el extremo, vomitando granizo y odio a manos llenas desde un cielo oscuro que invitaba a no salir de debajo de las mantas, pero ninguno de los dos hizo caso a la desgana. [caption id="attachment_1579" align="aligncenter" width="300"] imagen de...