[caption id="attachment_700" align="aligncenter" width="300"] google images[/caption] SEÑORA Aquella tarde, señora, no vertí mis palabras al aire sin soñarla nada. Quizá fuera nada, señora, el anaranjado sol cayendo tras nosotros en el cielo como en su pecho caía mi alma. Nada fue sin duda, señora, mi eterno amor de rodillas a los pies de la encina que cobijaron los...