UNA NAVIDAD DE VUELTA

No es fácil para muchos de nosotros enfrentarnos con estas fechas con la realidad que nos presentan. Sobre todo por que nos hemos puesto encima una mochila que no nos corresponde, una mochila cargada de respuestas con las mismas frases aprendidas del pasado, una mochila de darle a cada cual aquello que sabemos que necesita incluso aunque no estamos de acuerdo con aquello que estamos diciendo en ese momento.

Sentimos la obligación en nuestro fuero interno de ser felices en estas fechas, y parece un crimen si no lo somos. Nos sentimos como outsiders en nuestro propio mundo. Nos miran, o miramos como un bicho raro a aquel que no quiere participar de la farsa que para muchos supone dar y recibir tanto amor, pero eso si, con fecha de caducidad. Nos vamos a querer, pero tan sólo en estos diez días que la Navidad está presente, no vaya a ser que suceda algo sino cumplo con el rol que me han asignado en mi codificación infantil. Total, van a ser tan sólo unos días, en breve podré olvidarme de todo y volver a ser yo mismo, a pisar a todo aquel que se ponga por delante, a no practicar la caridad, y a insultar y apartar a todo aquel que no este de acuerdo conmigo.

Quizá es muy radical, pero vemos tantos ejemplos de esto a lo largo del año.

En este caso me sumo desde mi blog a la iniciativa de Beatriz en su II CONCURSO DE POESIA, en su blog https://beaescribe.wordpress.com/2014/11/30/ii-concurso-de-poesia-beatriz-escribe-1o-aniversario/

Una iniciativa preciosa, en cuya primera edición ya participé con Luna Cana.

Espero que os guste, y que si no estais de acuerdo con esta visión de la Navidad, tengas a bien comentar ¿por qué? o ¿a lo mejor es que preferís no enfrentaros con vuestros pensamientos? ¿quien sabe?

google images

UNA NUEVA NAVIDAD

Hace tiempo que se vino su anuncio

lejano de estrellas en el cielo

y hurtado de pastores en este tiempo

pero con los mismo libros en la puerta acechando.

Poco tiempo  pasó desde entonces

sus padres hoy, apenas tienen para alimentarlo,

el frío se palia con mantas

y cientos de miles de abrazos.

La nieve se ha hecho presente en la noche,

las risas están sonando

todo el mundo está en la calle

comiendo, bebiendo y celebrando.

El niño va de su mano,

las ropas han remendado,

entre pajas durmió en tiempo añejo

hoy la dura calle siembra de pobres sus bajos.

¿Padre, vendrán este año los Reyes?

No lo sé, mi bien amado.

Pero yo he sido un niño bueno

¿es por que tengo mal dictado?

Las lagrimas a sus padres, los ojos han inundado

mientras el niño contrariado se para

delante de tres hombres buenos que piden

limosna, tras guantes gastados.

El niño mira y sonríe, busca en su bolso menguado

encuentra el céntimo escaso que alguien hubo desdeñado

y se lo entrega al más viejo

que lo mira emocionado.

Duerme, cordero mío, le dice este noble anciano

esta noche habrá visita, ya te hemos encontrado.

liz-swindle-the-holy-men.jpg

J.C. Sanchez

¿Te gustó? ¡Compártelo!

FacebookTwitterGoogleTumblrLinkedInPinterest

Posts Relaciondos

JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
11 Comentarios
  • Ana Lía Rodríguez
    Publicado a las 18:46h, 09 Diciembre Responder

    Muy dulce José Carlos. Ese es el espíritu, la humildad. Y un milagro fue un gesto inocente….. precioso. Un abrazo

    • Jose Carlos
      Publicado a las 20:11h, 09 Diciembre Responder

      Muchas gracias Ana Lía. Ciertamente la humildad, la honestidad, la humanidad a mi modo de ver, conforman mas nuestro ser en esencia que los otros muchos de los que nos hemos vestido de forma innecesaria. Por eso la inocencia de la infancia, que nosotros tildamos de poco formada e inexperta a mi juicio, es la que mas cerca esta de nuestra verdadera esencia. Cuanto mas mayores mas codifica nuestra mente este sistema corrupto que nos hemos dado y mas nos aleja de la realidad de lo que cada uno es.
      Un fuerte abrazo.

  • Beatriz Barragán Fernández
    Publicado a las 04:46h, 15 Diciembre Responder

    Si cada uno de los que tenemos “de más” hiciéramos un gesto de amor y generosidad como éste ( o algo más grande) ;-), conseguiríamos un mundo un poquito mejor.
    Feliz Navidad José Carlos.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 06:09h, 15 Diciembre Responder

      Hola Beatriz. Completamente de acuerdo contigo. En el fondo “amarse los unos a los otros…” no es otra cosa más que esto, y no me estoy refiriendo ya a nada material, sino incluso a un saludo en una mañana complicada, a ceder el paso o el asiento a una persona anciana o desvalida, a ayudar a alguien que lo necesita de forma desinteresada, hay muchas cosas que hacer, que a lo mejor no te convierten en una mejor persona (que yo creo que si) pero que dan un paso al frente para ayudar a seguir cambiando el mundo.
      Muchas gracias por comentar Beatriz y pasa una Feliz Navidad. 😉

  • María José Luque Fernández
    Publicado a las 14:56h, 16 Diciembre Responder

    Un lindo poema. Nos dejamos desamueblar la mente con tantas luces y regalos y nos hacen olvidar lo importante, nuestro entornos, nuestras gentes… Felices fiestas. Pon tus sueños bajo el arbol, que mejor regalo puedes recibir.

    • Jose Carlos
      Publicado a las 15:32h, 16 Diciembre Responder

      Muchas gracias por pasarte a comentar María José. Desde luego tienes mucha razón, olvidamos con facilidad lo que es importante cegados por las luces y el color. En cierta manera lo entiendo, somos impresionables es lógico. Al igual que cuando sufrimos un golpe duro, de repente la luz viene a nosotros y vemos cuando antes no queríamos ver, y contemplamos lo importante. ¿Paradójico no?
      Que pases unas muy felices fiestas en compañía de los tuyos, y se cumplan tus sueños.
      Un saludo

  • Mery Pérez
    Publicado a las 03:44h, 17 Diciembre Responder

    Saludos, muy hermoso tu poema, reflejas una cruda realidad de una manera muy poética y la cierras de forma magistral con un gesto de humildad que todo lo logra. Hermoso. Éxitos y bendiciones!

    • Jose Carlos
      Publicado a las 05:46h, 17 Diciembre Responder

      Muchas gracias Mery. Me rebelo ante la injusticia a la que hemos sometido a nuestros semejantes, a la naturaleza en la que nos movemos, y a la sociedad que entre todos nos hemos dado. Aunque de esto último estoy cada día menos convencido. No creo que todos quisiéramos esta sociedad.
      Gracias por pasarte a comentar y “visitarme” es un placer. Mis mejores deseos.
      Un abrazo.

  • GANADORES DEL II CONCURSO DE POESÍA BEATRIZ ESCRIBE. | Beatriz Escribe
    Publicado a las 04:08h, 21 Diciembre Responder

    […] El ganador del concurso ha sido José Carlos Sánchez Montero con su poesía UNA NAVIDAD DE VUELTA  […]

  • GANADORES II CONCURSO DE POESIA BEATRIZ ESCRIBE - EscriViviendo
    Publicado a las 09:39h, 21 Diciembre Responder

    […] voy a dejar en estas líneas el enlace de la composición poética ganadora, y al mismo tiempo en la parte superior de este post, tenéis el enlace para poder disfrutar de la […]

  • DE RESUMENES, CONSIDERACIONES Y PREMIOS 2014 - EscriViviendo
    Publicado a las 17:47h, 31 Diciembre Responder

    […] que está haciendo una labor con las letras verdaderamente espectacular. Mi poema “UNA NAVIDAD DE VUELTA ” resultó ganador en esa edición. Mil gracias por […]

Publicar un comentario

¿QUIERES SOÑAR ENTRE HISTORIAS?
Suscríbete a mi blog y cada día viviras un mundo de emociones excitantes diseñadas para ti.
Su datos nunca seran compartidos con terceras partes.

Diez detalles más que os ayudarán a conocerme mejor:

[vc_row row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern" css_animation=""][vc_column]

Soy muy deportista. Todos los días practico deporte si mi espalda me lo permite. Ando, corro, nado, o practico yoga, pilates o alguna sesión de otra actividad dirigida. Me aburren un poco las pesas, he de reconocerlo. Quizá por el mucho tiempo que tuve que hacerlo cuando jugaba al baloncesto. Anda, ¿no os lo he dicho? Mi vida ha estado ligada al karate y al baloncesto desde los cuatro y nueve años respectivamente.

Soy un poco culo de mal asiento, es cierto. Tiendo a aburrirme si no tengo alicientes que me reten a algo nuevo cada día.

Me gusta reírme. ¿A quién no, verdad? No, no, pero a mí me gusta hacerlo incluso de mí mismo. Eso es menos frecuente, ¿eh? Sí, soy un poco payaso.

Me encanta leer poesía cuando estoy solo. Sentarme en algún lugar tranquilo, sobre todo por la noche, escuchar el silencio y meterme dentro de cada verso. Sentirlo.

Suelo leer tres o cuatro libros a la vez. No me preguntéis por qué, porque no puedo explicarlo, pero es así desde hace ya no sé cuánto tiempo. Llámalo manías.

Soy un romántico sentimental sin remedio. Una de mis obras favoritas es Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

Me gusta mucho el cine. Y cuando digo mucho, es casi todo. Desde las películas que me hacen pensar hasta las que sólo tienen ruidos de persecuciones y disparos. Un detalle, pero no se lo digáis a nadie, ¿de acuerdo?: los musicales también. Estuve más de un mes cantando por todos sitios las canciones de Moulin Rouge.

Me apasiona la Historia, y la Historia medieval en particular. Participé en la escritura de Codex Templi (2005)*link, un ensayo sobre la Orden del Temple.

Soy un enamorado convencido del género humano. Sigo creyendo en el ser humano a pesar de los pesares y de lo mucho que se empeñan en hacerme cambiar de opinión. Figuras como Jose Luis Sampedro, Vicente Ferrer, entre otros, son una referencia. Ferviente devoto de esta frase: “El hombre es bueno por naturaleza, es la sociedad la que lo corrompe”. Ahí tenéis a Rosseau: coge una frase de Aristóteles, dale un par de toques y, oye…toda una filosofía nueva ¿no?

Creo en la ilusión, la perseverancia, el esfuerzo, la entrega, la generosidad y la confianza en uno mismo y en los demás.

[vc_separator type="transparent" up="10" down="10"][vc_column_text]Todas estas cosas, además de una buena dosis de locura y las ganas de contar lo que pasa por mi cabeza, me llevaron a crear mi blog a finales del año 2013. Y es ahora, en este año 2015, cuando he decidido dimitir de mi puesto de trabajo en una multinacional para dedicarme a mi sueño de contar historias. Descubre cómo empecé a hacerlo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]