ESCRITOR ¿AUTÓNOMO? NOVEDADES LEGALES DE ESTE 2018

Vaya dudas existenciales nos planteamos de buena mañana (o de tarde o de noche, según el momento en el que estés leyendo esta entrada).

La mayor parte de las preguntas que se hace el escritor/a una vez decidido que se quiere dedicar a esto de escribir tienen que ver con sus obligaciones fiscales, con los impuestos que debe pagar.

Y sobre todo ¿cuáles?

Seguidamente viene esta otra que tampoco es moco de pavo:

Si soy escritor, ¿tengo que darme de alta como autónomo? ¿Soy un escritor autónomo?

Omito chistes con la última pregunta, aunque reconoce que da para unos cuantos.

Mi especialidad no es la fiscalidad, lo he dicho en alguna ocasión.

Odio el sistema impositivo tanto como tú. No por no querer pagarlos y no tener conciencia de lo mucho de bueno que tienen las sociedades gracias a ellos, sino por farragosos, pesaos e ininteligibles.

Que si el legislador normalmente se pone estupendo en su lenguaje cada vez que redacta una ley o un reglamento, si el texto tiene que ver con impuestos creo que se produce una enorme conexión con el esperanto que se apodera de su espíritu para hacerlo completamente enrevesado.

Ejemplo de la imagen de un escritor autónomo tratándo de entender el texto de lo que tiene que pagar este trimestre en impuestos tras hablar con su gestor.

Pero lo cierto es que la cuestión de que un escritor sea autónomo (a efectos de Seguridad Social) o no, aunque está muy relacionado (íntimamente relacionado) es cuestión aparte de IVA o IRPF o incluso si me apuras de IAE (este último tiene más relación, sobre todo en el momento del alta).

¿Por qué cuando alguien nos contrata para cualquier trabajo que no sea escribir, no nos hacemos tantas preguntas sobre los impuestos que vamos a pagar?

¿Se pagan solos?

Conoces perfectamente la respuesta a estas preguntas.

Imagino que, llegado el momento, querrás jubilarte. Bien, pues por ahí van los tiros con las cotizaciones del autónomo y su protección social: la Seguridad Social y las obligaciones que comporta.

Este año 2018 ha entrado en vigor (el 1 de enero) una nueva ley que afecta a la figura del autónomo.

Pero para conocer qué es esto de ser autónomo y si un escritor podría entrar en esta condición (que ya te adelanto que SI) y cuándo, vamos a coger el artículo 1 de la Ley 20/2007 de 11 de julio del Estatuto del Trabajador.

Habla de que, esta ley, será de aplicación a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad profesional a título lucrativo o una actividad económica, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

Este es el escritor autónomo.

Veamos.

¿Quieres cobrar por escribir?

Imagino que sí. Eso es una actividad profesional a título lucrativo. Primer punto.

¿Estás generando ingresos?

Espero que sí, nada me haría más ilusión. Es una actividad económica, por tanto. Continuamos avanzando.

¿Lo haces sin estar bajo las órdenes o dirección de alguien?

Aquí podríamos encontrarnos ante alguna duda por el caso de encargos dirigidos por otras personas o entidades. Pero, normalmente, se diría que es actividad directa, personal y por tu propia cuenta con lo que SI.

Como dice Javier Pellicer en esta entrada, que ya mencioné en esta otra al hablar del caso Falcones, la discrepancia se centra en el término “habitual”.

La ley no es clara en este sentido.

Además de Pellicer, también lo destaca Antonio Fernández Díez que fuera subinspector de Empleo y Seguridad Social.

Habitualidad, como concepto, se puede considerar a la acción que se lleva a cabo de manera más o menos continua a lo largo de un periodo.

Se quiso vincular esta cuestión con el contenido posterior de “medio de vida”, aunque la STS de 29 de octubre de 1997 lo definió, sentando doctrina, como actividad continuada sin mencionar nada de que fuera un medio fundamental de vida.

Por lo tanto, el mito de la generación de ingresos mínimos en una actividad como requisito básico para darte de alta (según quién consultes 3000/4000 €) no es exacto del todo. No se sustenta en esa mera idea de la generación de ingresos y luego veremos porqué.

¿Dónde habría que acudir para saber entonces si la actividad es un medio de vida?

Como muy bien señala Pellicer, nuevamente, al IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Pero luego te hago un apunte sobre otra referencia que menciona la ley.

El IPREM del 2018 es:

·      Diario: 17,93€

·      Mensual: 537,84€

·      Anual (12 pagas): 6454,03€

·      Anual (14 pagas): 7519,59€

Con estos valores del IPREM, podrás acceder a espacios parecidos a los de la foto para vivir. Luminoso, amplio, con vistas…bien ventilado. ¡Un chollo!

Piensa un instante cómo lo llevarías con esos ingresos.

¿Ya?

Pues seguimos.

El IPREM va a permanecer congelado durante este comienzo de año 2018 según informa su propia web. Aunque teniendo en cuenta que el SMI (Salario Mínimo Interprofesional, ya salió ;P) se actualizó por Consejo de Ministros el año pasado y se anuncian nuevas subidas para el 2019 y el 2020, es raro que para mediados de año no se actualice el IPREM. Aunque no te fíes porque ya sabes que nuestros dirigentes son expertos en sorprendernos y llevarnos la contraria.

Para que te hagas una idea y conozcas mejor esto del IPREM, es el indicador que se toma como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones o el subsidio.

Cifras por debajo de las cuales, según sentencias (y mi propia consideración), se antoja complicado vivir.

El SMI es un indicador relacionado con cuestiones de carácter laboral. Por eso lo tendrán en cuenta posteriormente con otras cosas que te indicaré en nada. No seas impaciente, todo a su tiempo.

Pero antes hemos dicho que, si escribo, soy un profesional.

Entonces, ¿estaría incurso en el orden laboral? ¿Debería por tanto tomar como referencia SMI y no IPREM?

Pues depende de las sentencias. Algunas, tienes razón, lo fijan en el SMI.

Sea como fuere, la “habitualidad” (que no se me ha olvidado el concepto) viene relacionada con estas cifras. Y al mismo tiempo, esta habitualidad esta relacionada con la “profesionalidad”.

Un lío ¿verdad?

Como casi todo en derecho.

Pues no te vayas aún, que te voy a contar alguno más.

Si solo te dedicas a escribir, hay sentencias que determinan esa actividad como “suficiente” para considerarla como “única y profesional” y por lo tanto serías a efectos de la ley “autónomo”.

¿Qué? ¿Vamos teniéndolo un poco más claro?

Otro indicador.

Si tienes un centro abierto al público, por ejemplo un local, para la jurisprudencia eres “autónomo”.

Si no tienes ninguna de las características anteriores, acudimos a los ingresos generados con la actividad.

¿En qué cuantía?

Premio gordo del euromillones para ti por estar atento.

Lo que decía antes. Unas sentencias toman como referencia superar el SMI y otras el IPREM.

Y así, pasito a pasito, llegamos hasta la nueva Ley de Reformas Urgentes (y tanto) del Trabajo Autónomo 6/2017 (para los amigos).

En la Disposición Adicional Cuarta, habla de la famosa “habitualidad” a efectos de considerarse incluido dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y especifica que estudiarán, con especial atención, a los trabajadores por cuenta propia cuyos ingresos íntegros anuales, no superen el SMI.

¿Más claro?

También te comento, como preámbulo de las novedades del 2018 que trae esta ley, que menciona la posibilidad de ser “autónomo a tiempo parcial”. Aunque por lo que parece, el Gobierno mantendrá paralizada (o en “estudio”) esta opción hasta enero 2019. 

Así como una “jubilación parcial” que siendo escritor “autónomo”, como eres, me parece interesante.

Y si no te lo parece, mírate las entrevistas que se les hicieron a escritores jubilados de renombre cuando saltó la noticia de la incompatibilidad de las pensiones con la percepción de ingresos por derechos de autor. Verás que risa.

Pero esto lo trataremos en otra entrada del blog si me dejas un comentario al terminar de leer esta y me dices que para ti, es vital que te comente estas cuestiones.

Aún así, continuamos teniendo una duda (¿solo una?) en el aire:

¿El escritor de libros es autónomo?

Yo digo que sí.

Escritor autónomo empujado a la venta de sus libros a puerta fría para poder pagar la cuota a final de mes.

Además de darle un ojo al 4.2 c) de la 20/2007 (derecho de propiedad intelectual sobre sus obras), respaldo esta afirmación en el 1.1 de la misma 20/2007 del Estatuto del Autónomo. Pero además, cágate lorito, en el RD 3262/1970 de 29 de octubre del Régimen de la Seguridad Social de los Escritores de Libros.

Si te apetece pasar un rato divertido con un caso práctico, te animo a la lectura de esta sentencia del contencioso administrativo TSJ de Madrid de 29 de junio de 2017.

Los términos difusos que andan mezclando cuestiones de fiscalidad con el orden social, aquí se aclaran un poco. Pero solo un poco no vayas a creer que…

Te había vendido la moto, al comienzo de este post, de que hablaría sobre las novedades que para los autónomos introducía, a partir del 1 de enero, la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

Pues lo voy a hacer.

NOVEDADES

¿Cuál es tu principal queja en España para hacerte autónomo?

El coste de las cuotas ¿verdad?

Pues esa la primera novedad: su reducción.

Bueno realmente no es una novedad porque ya se introducía en la anterior. Digamos que la novedad estriba en la ampliación de la tarifa plana y el aumento de ciertos plazos.

El artículo 3 modifica el 31 de la 20/2007 y extiende la reducción de las cuotas en cotización por contingencias comunes e incapacidad temporal a 50€/mes durante los 12 primeros meses del alta cotizando en base mínima.

Si decides cotizar en una base mayor, tendrás una reducción del 80%.

Después, hasta los 24 meses tras el alta (2 años) te puedes beneficiar de:

1.    Durante los 6 primeros meses (a partir del mes 13) una reducción del 50% de la cuota.

2.    Durante los 3 siguientes (a partir del mes 19) un 30% de reducción.

3.    Durante los 3 siguiente (mes 22) una bonificación, (ya no reducción) del 30% de la cuota.

Si eres menor de 30 años o mujer menor de 35, ampliarías la bonificación del 30% hasta los 36 meses.

Te dejo este enlace en el que puedes comprobar en el BOE las bases de cotización máximas y mínimas.

Una de las preguntas que muchos escritores autónomos se hacían era:

Los locales se desgravan los gastos por la actividad que realizan, yo trabajo en casa ¿puedo desgravarme esos gastos como si fuera un local?

Te voy a recordar que no soy especialista en fiscal, sino en propiedad intelectual y derecho de autor. Mi consejo sería, acércate a tu gestoría y acláralo allí. Porque ellos disponen de las herramientas adecuadas para hacerlo y, además, actualizadas.

No obstante, te diré que tras las controversias causadas por la interpretación de ciertas sentencias, como la del TSJ de Madrid del año 2015, se dictaminó que los gastos de suministros (gas, luz, agua…) eran deducibles.

Bueno, pues la nueva ley recoge en su artículo 11 una cuestión:

·      Puedes deducirte en el IRPF los gastos de suministros (agua, gas, electricidad, telefonía e internet) de la vivienda donde llevas a cabo tu trabajo y también los gastos de manutención que se incluyen en el desarrollo de la actividad.

¿Al completo?

Calma tu euforia Speedy González, ¿Acaso piensas que Montoro es Papa Noel?

He intentado encontrar una foto de Montoro vestido de Papa Noel, o sonriendo, o lo que fuera…pero no he sido capaz…mejor porque lo hubiera confundido con cualquiera de los orcos de El señor de los anillos y hubiera sido la risa.

Te puedes deducir un 30% de la proporción que existe entre el total de los metros cuadrados de tu vivienda y el lugar en el que realizar habitualmente tu trabajo.

Ejemplo: el despacho.

Pero tu domicilio debe haber quedado afecto al cumplimentar el modelo 036 del alta, a la actividad que realizas. Si esto no es así, no podrás hacerlo.

·      Los gastos de manutención tienen otro pero. Y este no es más que decirnos que se tomarán en consideración aquellos que incurren en el desarrollo de la actividad, siempre y cuando se hagan en un establecimiento de restauración y hostelería, y que pagues con un medio telemático o electrónico con el límite reglamentario establecido.

¿Cuál es este límite?

Por comer diario, dentro del territorio nacional: 26,67€

Si es fuera del territorio nacional: 48,08€

Por pernoctar: 53,34€ en el primer caso.

Por pernoctar: 91,35€ en el segundo.

No quiero dejar pasar la oportunidad de hablar de los gastos deducibles por vivienda en propiedad (el alquiler también está contemplado en la ley ero no lo voy a tratar en este artículo) que menciona el preámbulo II de la ley, en alusión al Título V.

Puedes deducirte en IRPF:

·      IBI

·      Amortizaciones

·      Recibos de comunidad

·      Intereses hipotecarios.

·      Seguros de la casa

·      Etc

Pero todo tiene su parte menos buena. En este caso, la parte menos “guay” de estas deducciones es que solo las puedes realizar en la proporción de vivienda que utilices para tu negocio del total de la misma (imagina 10 metros cuadrados de despacho de los 90 que tiene tu casa) y en la parte de titularidad que tengas del inmueble.

Es decir, si eres el único propietario pues en el 100%. Si vives en pareja y habéis comprado al 50%, pues eso.

Para finalizar, te voy a poner un ejemplo para entender el tema de las deducciones de suministros.

 

El escritor autónomo, Arturo, ha reflejado en Hacienda que va a utilizar su vivienda habitual como centro de trabajo. Al mismo tiempo, ha comunicado que destinará 10 de los 100 metros cuadrados que tiene para ese uso laboral.

En suministros paga 300€ donde incluimos luz, agua, teléfono, internet…

Arturo, se pone en contacto conmigo porque quiere saber cuánto se puede desgravar de esas facturas (yo le diría cómo funciona la ley y tras recomendarle que me llame si tiene algún problema con la cesión de derechos de sus obras al cine o algún problema con plagio, le pondría en contacto con mi gestor que es un crack para los impuestos, pero sigamos)

Hallamos el porcentaje de atribución: 300 x 0,10 (los metros cuadrados afectos): 30.

A estos 30, le debemos aplicar el 30% de máximo de deducción que nos permite la ley. Es decir:

30 x 30%: 9€ que sería el total que se puede desgravar.

Parece una miseria ¿verdad?

Pero menos es nada. 🙂

Antes de despedirme de Arturo, le digo que debe asegurarse de que es el titular de todas las facturas de suministros. De otra manera, no podrá hacer nada de lo que le acabo de explicar.

Por cierto, escritor autónomo, puedes deducir la compra de ese portátil que necesitas para seguir escribiendo. O las libretas en las que garabateas tus primeros bocetos e información de creación de personajes. O la webcam desde la que impartes los talleres de creación literaria, o las mentorias de marketing… incluso el Scrivener cuya licencia acabar de comprar y que te ha costado una pasta.

Por cierto, ¿has aprendido a usarlo? Yo hice una entrada mostrándote cómo se planifica en él. Pero si de verdad quieres aprender a usarlo, mi colega David Olier tiene un curso aquí, que es la leche.

¿Tienes alguna duda más de estos temas?

Al cajón de los comentarios, rápido.

¿Tienes otras dudas sobre cuestiones legales referidas a tu labor como escritor/a?

Al cajón de los comentarios. O ponme un privado y lo comentamos. Aún no tengo lista la página en mi web con la que pienso sorprenderos ;P

¿Te ha gustado el artículo y piensas que puede ayudarle a algún colega más que aún no me conoce? (Me ha llevado un curro, no te creas J)

Pues no lo pienses y recomiéndame en redes compartiendo este contenido.

Recuerda que te llevas un montón de info GRATIS, y así me daría por bien pagado.

J.C. Sanchez
JC Sanchez
jcs@jcsanchez.eu
2 Comentarios
  • Pilar G. Cortés
    Publicado a las 09:29h, 11 febrero Responder

    ¡Hola!
    Gracias por el artículo, me ha encantado. Creo que le faltan algunos enlaces.
    Entonces, si he entendido bien, con la novedad de la ley pagas 50€ al mes por ser autónomo. ¿Y si tienes otro trabajo? ¿Y si el libro que tienes publicado es benéfico y no te vas a llevar ningún euro por él? ¿Cuándo es mejor hacerse autónomo? ¿Una vez empiezas a recibir dinero?
    Ay, perdona, pero en este tema cuanto más leo más dudas tengo.
    Pero me ha gustado saber que de mi despacho me puedo deducir la mitad (soy copropietaria)… Como bien dices, menos da una piedra! Y sí, por favor, habla del tema de las pensiones!
    Saludos!

    • JC Sanchez
      Publicado a las 21:11h, 11 febrero Responder

      Hola, Pilar.
      Muchas gracias a tí por tomarte el tiempo de leerlo y además dejar un comentario.
      Son muchas las preguntas que me haces por aquí y voy a intentar contestar a la mayoría aunque por extensión podría hacer otro post.
      Cómo os digo en la entrada, el artículo 3 de la nueva ley fija en 50€/mes el pago por cotización en base mínima durante los primeros 12 meses para las nuevas altas de este año 2018 o aunque no sea nueva alta, que no hayas estado dado de alta en los dos últimos años.
      Si tienes otro trabajo… entiendo que será por cuenta ajena y estarás dada de alta en el régimen general de la seguridad social que no tiene nada que ver con el RETA. Habría que ver cada caso concreto, pero se prevé la compatibilidad de ambos en la ley.
      Si es un libro benéfico y no cobras por él…en la entrada hablo de los elementos que se tienen en cuenta, normalmente, para darse de alta como autónomo. En este caso te diría que te quedes con la referencia del SMI (Salario Mínimo Profesional) sobre todo por cuanto al debate jurídico del que hablo en el post respecto a “habitualidad”. Aunque la ley habla de la “obligación” de darse de alta como autónomo desde el comienzo de la actividad. (Pero ya has visto el debate jurisprudencial que hay al efecto) No obstante, si no generas ingresos…
      ¿Cuándo es mejor hacerse autónomo? Creo que es una decisión muy personal que depende de los intereses individuales de cada uno. No obstante, para una mejor valoración habría que ver el caso concreto de cada quién con datos sobre la mesa.
      No obstante, te indico que siempre puedes ponerte en contacto conmigo y solicitar mis servicios de consultoría legal. Aún estoy terminando de montar la página dentro de esta web (que espero que esté prontito para poder asesoraros en todas estas cuestiones y algunas más).
      Espero haberte ayudado.
      Saludos.

Publicar un comentario

A %d blogueros les gusta esto: