No le resultó difícil acceder a la fiesta. La invitación había llegado en el último momento, pero finalmente había llegado. —¡Este Ralph sabe hacer las cosas bien cuando quiere! —pensó Charles Barnaby. Bajó del coche, le dio un par de instrucciones al cochero y se encaminó a...