Tenía la mirada perdida, la presión en el cuello de tantos días atras, incesante, machacona en la base de la cerviz, ese dolor que no te permite ni un segundo de relax. Un profundo dolor en el pecho y el cuerpo desplomado sobre el sofá del...

Sencillo, sereno, discreto, distante recelo al instante de pensamiento inquietos celosos guardianes de rostros coquetos en estos momentos de bolsos menguantes.   Me acometo de quehaceres, me apaciguo de silencios y aun en voces displicentes me arrobo en todos mis bienes pequeños...