Retumbó la melodía del despertador en toda la habitación. Giró sobre su hombro izquierdo y alargó la mano derecha para apagarlo. Se desperezó mientras sus pies casi de manera aprendida se colocaban en las zapatillas.   El batín detrás de la puerta. Bostezó ampliamente. Una breve parada en...